En kioscos: Junio 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Maniobras para el poder en la sombra de un presidente disminuido

En Argelia, nada cambia… excepto Argelia

“A fines del verano boreal de 2013 soplaban vientos de pánico en las más altas esferas del poder –confía un ministro en actividad en ese momento–. En pocos días, el partido, los servicios de seguridad, el gobierno y el ejército fueron puestos patas arriba”. El Frente de Liberación Nacional (FLN), mayoría en la Asamblea Nacional, se apresuró a nombrar a un nuevo secretario general. Amar Saadani, en 2007 eyectado de su escaño de presidente del Parlamento por negociados nunca aclarados, fue impuesto por la fuerza a un comité central que no lo quería.

La policía política, que en el Estado Mayor del Ejército lleva el nombre de Departamento de Inteligencia y Seguridad (DRS, su sigla en francés), vio cómo su jefe, el misterioso e inamovible general Mohamed Mediène, apodado Tufik, era públicamente “desvestido”, lo que en Argelia significa humillado, por Saadani. Con gran repercusión se le retiraron varias de sus atribuciones, como la distribución de la publicidad estatal a los diarios o la manipulación de los partidos, sindicatos y asociaciones, considerados garantía de la fachada pluralista del régimen. Diez ministros, de los cuales cuatro ejercían funciones soberanas (Defensa, Interior, Justicia y Relaciones Exteriores), fueron despedidos sin preámbulos. Cuando el jefe del Gobierno los recibió, escucharon que se les decía –excepto a uno, reubicado en el Tribunal Constitucional–: “No cuestionamos tus resultados, pero…”

Artículo completo: 244 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2014
en venta solo en versión digital (PDF) a $1.500
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Jean-Pierre Sereni

Periodista.

Compartir este artículo