En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Herencia de la guerra en Sri Lanka »
Siguiente artículo: « Al asalto del sueño »
>

Se flexibiliza la reglamentación bioética

¿Adónde va la procreación médicamente asistida?

Treinta y seis años después del nacimiento del primer bebé de probeta –en 1978, en el Reino Unido–, nacieron cinco millones de niños por fecundación in vitro (FIV), y hoy cerca del 3% de los niños de los países industrializados fueron concebidos así. Pero la técnica avanza sin cesar, mientras que la reglamentación bioética se flexibiliza. Así, la medicalización de la procreación podría tomar nuevos rumbos, susceptibles de “mejorar” al ser humano. Entre las más fantasiosas: la clonación o el progenitor universal.

Reproducirse solo o engendrar con un progenitor anónimo: ambas direcciones, al parecer antagónicas, mantienen una particular relación con la alteridad, y dejan muy poco espacio al otro. En la primera hipótesis, los humanos podrían reproducirse de manera idéntica sin “contaminar” su propio genoma con el de una pareja. Pero, y lo lamento por los egocéntricos que lo desearan, las realidades biológicas no lo permiten: en efecto, la verdadera clonación supondría que el conjunto de los constituyentes biológicos se reproducen idénticamente, lo que sólo sucede cuando el embrión se divide para formar gemelos monocigóticos...

Artículo completo: 202 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de julio 2014
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Jacques Testart

Biólogo, pionero de la fecundación in vitro, director honorario de investigaciones del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica (Inserm). Autor de Faire des enfants demain, Seuil, 2014.

Compartir este artículo /