En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Recuerdos de la cárcel »
>

¿“Culpa de Obama”?

¿No fue previsor ese representante de Illinois que en octubre de 2002 estimaba que una invasión de Irak sólo “avivaría las llamas en Medio Oriente, alentaría los peores impulsos en el mundo árabe, y reforzaría el brazo reclutador de Al Qaeda”? ¿Fue más visionario el vicepresidente de Estados Unidos, que en ese entonces prometió que los ejércitos estadounidenses serían “recibidos como liberadores”? Hoy sin embargo es el segundo, Richard Cheney, quien acusa al primero, Barack Obama, de haber actuado en Irak como un traidor y además, de manera torpe. Y concluye con singular descaro: “Pocas veces un Presidente de Estados Unidos se habrá equivocado tanto a propósito de tantas cosas en detrimento de tanta gente” (1).

Por ahora, Obama excluye el envío de tropas estadounidenses contra las fuerzas yihadistas que controlan un parte de Irak. Pero aceptó despachar trescientos “asesores” militares al régimen de Bagdad, al tiempo que hizo saber que el primer ministro Nuri Al-Maliki debía ser reemplazado. Hace casi sesenta años, Estados Unidos ya había suministrado “asesores militares” a un régimen autocrático y corrupto: el vietnamita de Ngô Dihn Diêm. Un día, excedido por la ingratitud de su protegido, dejó (o hizo) que lo mataran. Lo que sucedió después quizás explique la actual reticencia del pueblo estadounidense a seguir los pasos de los belicistas: la escalada militar, el conflicto en toda Indochina, varios millones de muertos. El balance de la intervención de las potencias occidentales es también catastrófico para los pueblos del mundo árabe. Mezquinas cuando podrían contribuir al desarrollo económico y social de Túnez o Egipto, renunciando por ejemplo a cobrar sus créditos, dejan de pensar en el gasto en cuanto necesitan destruir al enemigo del momento, invocando en su contra los grandes principios humanitarios. Los mismos que nunca aplican a sus protegidos regionales: ni a Israel, ni a Qatar, ni a Arabia Saudita (2).

El pasado 13 de junio, el presidente Obama atribuyó al país que Estados Unidos devastó la responsabilidad de la tragedia que vive: “Durante la última década, las tropas estadounidenses han hecho sacrificios extraordinarios para (...)

Artículo completo: 1 084 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de julio 2014
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Serge Halimi

Director de Le Monde Diplomatique.

Compartir este artículo /