En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Un pensamiento explosivo »
Siguiente artículo: « Pulsaciones tecno »
>

Tratamientos médicos

¿Curar al enfermo o la enfermedad?

Si a usted le propusieran participar en un ensayo terapéutico, ¿aceptaría? Al tomar parte en un estudio de esta naturaleza –destinado a evaluar nuevos tratamientos–, ayudaría a pacientes que sufren los mismos problemas que usted. Sin embargo, este estudio, en general consiste en un sorteo: el enfermo voluntario puede recibir un principio activo tanto como un placebo, con el fin de medir si seguir un tratamiento es más eficaz que su ausencia. Pero este test en “doble ciego” –ni los pacientes ni los médicos saben quién tomó qué– implica potencialmente privar a los individuos enfermos de un producto que podría curarlos. Y esto en nombre de un saber que beneficiaría a la totalidad de los pacientes.

Interés general contra interés particular: esta oposición fue tenida en cuenta desde siempre en el ámbito político, desde Santo Tomás de Aquino quien, en el siglo XIII, estimaba necesario que “además de lo que mueve al bien propio de cada uno, haya algo que mueva al bien común de muchos”, hasta Margaret Thatcher. De acuerdo con la ex Primera Ministra británica, “la sociedad no existe, solo hay individuos”. El antagonismo interfiere también en la práctica y el pensamiento médicos...

Artículo completo: 214 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de julio 2014
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Bruno Falissard

Profesor de bioestadística en la facultad de Medicina de París-Sur.

Compartir este artículo /