En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La Libertad de Expresión en la Constitución chilena

Derechos pendientes

La libertad de expresión y el derecho a la información están consagrados en la Constitución de 1980, pero de una forma que no cumple con los estándares de derechos humanos, internacionalmente reconocidos. En efecto, si bien el Constituyente declaró en su época que se tuvo en cuenta lo establecido en los tratados vigentes, el resultado muestra una visión sesgada, individualista y centrada en el derecho de propiedad del medio, con grave infracción a los derechos y deberes de los medios de comunicación y de su rol social. El texto original no ha sido modificado en circunstancias que en el mundo se produjo un intenso debate sobre la relevancia de los medios de comunicación que se consolidó en la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural, 2 de Noviembre 2001 a cuyas normas debió adecuarse el texto constitucional en cuanto Chile lo ratificó, el 24 de enero del 2007.

1. La ausencia del pluralismo y la diversidad como factores esenciales de la libertad de expresión
El texto del artículo 19 N° 12 se limita a declarar el reconocimiento de la libertad de expresión, lo que es insuficiente porque no reconoce el derecho igualitario de acceso a los medios a través de los cuales habría de ejercerse, ni el derecho de las personas a informarse y a comunicarse. Menos aún se refiere a la prohibición de monopolios privados y a la propiedad cruzada de los medios. Bien podría sostenerse que estas deficiencias han permitido la tan denunciada concentración de la propiedad de los medios de comunicación en Chile (Sunkel y Geoffroy, 2001), (Depto. de Estado, USA, 2013).

Mientras los tratados de Derechos Humanos exigen que los Estados adopten medidas para prohibir restricciones directas o indirectas a la libertad de expresión, el texto de la Constitución de 1980 sólo prohibe el establecimiento de monopolios estatales de los medios de (...)

Artículo completo: 322 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de noviembre 2014
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Manuela Gumucio y Lorena Donoso

Manuela Gumucio, Directora de Fucatel y
Lorena Donoso abogada, investigadora Fucatel

Compartir este artículo /