En kioscos: Mayo 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El enemigo interno

La noche del 25 al 26 de octubre pasado una granada ofensiva de la gendarmería francesa mató a Rémi Fraisse, un manifestante de 21 años. El gobierno esperó dos días antes de reaccionar, infinitamente más rápido saludó la memoria de un patrón de la compañía petrolera que falleció en un accidente aéreo. Por su parte, el presidente socialista del Consejo General del Tarn consideró directamente “estúpido y tonto” morir por ideas. A decir verdad, su idea -terminar la construcción de una represa reclamada por los notables de su departamento- jamás lo expuso al mismo tipo de peligro. Incluso acaba de favorecerle su reelección al Senado. Es probable que la granada lanzada por los gendarmes también haya matado este proyecto de represa.

¿Se debe morir en una manifestación para hacer triunfar sus ideas? En enero de 2011, la Ministra de Relaciones Exteriores de Francia, Michèle Alliot-Marie, sugirió al dictador tunecino Zine El-Abidine Ben Ali salvar su régimen agonizante inspirándose en la “destreza, reconocida en el mundo entero, de nuestras fuerzas de seguridad”. Una destreza con sombras: sin hablar de las decenas de argelinos asesinados en París el 17 de octubre de 1961 y nueve personas asesinadas en el metro Charonne en febrero del año siguiente. Cuatro manifestantes franceses han perdido la vida en enfrentamientos con la policía. Rémi Fraisse será pues el quinto. Poco después de su muerte, el comandante de los gendarmes móviles, que actuaba en el lugar, testificó que el prefecto del Tarn había pedido a las fuerzas del orden “dar prueba de extrema firmeza frente a los opositores” a la represa. Cuarenta y dos granadas ofensivas fueron lanzadas aquella noche. El primer ministro Manuel Valls parece suscrito a las declaraciones marciales que evocan, a propósito de algunos islamistas, la amenaza de un “enemigo interno”. Y su gobierno culpa a los “encapuchados” por la responsabilidad del “drama” de Sivens. Prolongando su raciocinio en una preparada amalgama, un sindicato de policías fingió alarmarse de que una “franja de los militantes verdes o rojos se vuelca hacia la acción armada, como en los tiempo de (...)

Artículo completo: 1 082 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2014
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Serge Halimi

Director de Le Monde Diplomatique.

Compartir este artículo