En kioscos: Mayo 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Siguiente artículo: « La amenaza de este siglo »
>

Arrollador crecimiento de la capital de Senegal

La explosión de Dakar

Tacos interminables, edificios vertiginosos creciendo a toda velocidad, especulación inmobiliaria… Dakar se transforma de manera caótica. La capital de Senegal, una de las diez ciudades más caras del continente, se convierte en una gran metrópoli. Con sus zonas de sombra.

“¡Dakar cambió tanto que la ciudad está irreconocible!” Modou Lo, un “llegado de Italia”, como lo llaman en su casa, no había pisado Senegal en doce años. Emigrado a Milán, este técnico de 34 años está de vuelta en casa de sus padres, en una calle arenosa del barrio de Guédiawaye, en el norte de la capital. Está redescubriendo su ciudad y confiesa haber perdido sus reflejos de boy Dakar, el equivalente local del titi parisino (1): “Tomé un taxi a la hora punta y estuve dos horas en el embotellamiento. Ya no tengo mis referencias para dar vuelta en el lugar correcto. Todo cambió… ¡Las casas tienen uno o dos pisos más!”

Son las 15 horas. En el patio de la casa, Modou Lo prepara los tres vasos rituales de té verde con sus amigos, sobre un fondo de radio y de balidos de corderos. El emigrado recibe novedades de cada uno. Birame, de 32 años, licenciado en inglés, está desocupado. No se hace ninguna ilusión sobre los planes del nuevo alcalde de Guédiawaye, elegido en junio de 2014: “Es Aliou Sall, el hermano del presidente Macky Sall, un periodista salido de no se sabe dónde. Se va a enriquecer y todo va a seguir igual: un solo liceo público para todo Guédiawaye, cortes de agua, de electricidad, falta de trabajo y el problema del transporte… Hemos luchado contra el nepotismo, pero aquí está, otra vez a nuestra (...)

Artículo completo: 293 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2014
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Sabine Cessou

Periodista.

Compartir este artículo