En kioscos: Mayo 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « La reforma laboral: Una deuda impaga »
Siguiente artículo: « ¿Cuántas páginas vale usted? »
>

Trabajadores y reformas laborales

Los cambios que demoran en llegar

Si coincidimos en que reformar está asociado a rehacer, a modificar algo con la clara intención de mejorarlo, avanzaremos a una primera conclusión hecha por muchas organizaciones sindicales desde hace años, pero de la que ya no se habla.
El Código del Trabajo es deficiente, malo y debe ser modificado profundamente. Sin embargo, pese a las promesas realizadas, coincidentes con las campañas para elegir presidente y parlamentarios, poco o nada se ha avanzado en 25 años.
Un análisis frío y desapasionado permite incluso concluir que las reformas hechas, han estado muy lejos de lo que ofrecieron los discursos. Ni Aylwin, ni Frei, ni Lagos, ni Bachelet en su primer gobierno y mucho menos Piñera, lograron avanzar hacia una legislación laboral que protegiera de mejor manera a los trabajadores.
¿Por qué ahora tendría que ser distinto si siguen gobernando los mismos?

La cantidad y calidad de las reformas laborales, desde 1990 hasta ahora, son reflejo de la fuerza de la organización sindical. Por lo tanto a nadie más que a nuestra propia desorganización y desunión podemos achacar la pobre legislación que nos rige. Mal haríamos los trabajadores si fuéramos por allí creyendo las promesas que hacen los que se reparten la administración del poder. Lo mínimo que debiéramos tener claro, es que si hubo en Chile un cuerpo legal que llegó a ser ejemplo en América Latina -derogado casi en su totalidad por la dictadura- fue producto de la gestión y acción de un movimiento sindical activo, organizado, con clara conciencia de su rol, además de parlamentarios comprometidos que fueron transformado en leyes muchas de las demandas de los asalariados.

El movimiento sindical siempre tuvo la compañía y apoyo de los partidos políticos y no tendría por que renegarse de ello. El problema se produjo cuando la resolución del partido pasó a reemplazar la opinión de las bases. La dictadura cercenó parte importante de la legislación laboral y obligó a mecanismos de gestión y acción de rápida resolución, bastante (...)

Artículo completo: 389 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2014
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Manuel Ahumada

Presidente de la Confederación General de Trabajadores CGT www.cgt-chile.cl

Compartir este artículo