En kioscos: Mayo 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Siguiente artículo: « Un nuevo poder en Yemen »
>

Nuevas alianzas en un espacio fragmentado

Los kurdos y el Estado Islámico

Ante el avance de los yihadistas del Estado Islámico (EI) en el norte de Siria e Irak, los pueblos kurdos, habituales olvidados de la historia en Medio Oriente, aparecieron ante el mundo como el último bastión capaz de resistir al EI. Pero, lejos de unirse, los distintos grupos kurdos se dividen aun más en el complejo juego de intereses regional.

Desde mediados de 2014, el espacio kurdo concentra la atención mediática y diplomática. En Irak, después de la conquista de Mosul por parte del Estado Islámico (EI) y sus aliados en la insurrección sunnita de principios de junio, el Gobierno Regional del Kurdistán (GRK) fue objeto de un reconocimiento internacional. Sin embargo, el desmoronamiento de la autoridad de Bagdad en el norte del país y la caída de la segunda ciudad iraquí no suscitaron más que pocas reacciones concretas. En cambio, la debacle militar kurda de mediados de agosto ante una nueva ofensiva de las tropas del autoproclamado califato de Abu Bakar al-Baghdadi generó una respuesta instantánea de parte de las potencias occidentales, con Estados Unidos y Francia a la cabeza. El martirio de los yazidíes de la región de Sinjar, el éxodo de los cristianos de las llanuras de Nínive hacia las regiones bajo control kurdo y el avance de las tropas del EI hacia Erbil movilizaron una coalición inesperada por su magnitud. Los ataques aéreos permitieron resguardar rápidamente las regiones kurdas, al tiempo que los peshmergas (combatientes kurdos) cuentan con entregas directas de armas y programas de entrenamiento dirigidos por asesores (...)

Artículo completo: 273 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2014
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Allan Kaval

Periodista.

Compartir este artículo