En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

En Estados Unidos las políticas sociales dependen cada vez más de las donaciones

Cuando la caridad reemplaza al Estado

Poco antes de que se desatara la crisis financiera, la municipalidad de Detroit hizo construir un gran centro comunitario en un barrio pobre del sudoeste de la ciudad. Una vez terminada la construcción, en 2008, el edificio permaneció desesperadamente vacío: la ciudad se hundía en la depresión y recortaba sin ton ni son los programas sociales. En diciembre de 2012, los directivos de la empresa Ford, que había deslocalizado gran cantidad de fábricas, tal vez sintiéndose un poco culpables de los infortunios de la capital del automóvil, hicieron una donación de 10 millones de dólares (8 millones de euros) al centro comunitario. Finalmente, este pudo abrir y distribuir paquetes alimentarios u organizar actividades recreativas para los jóvenes.

Algunos meses más tarde, la ciudad fue declarada en quiebra. Entonces, para no tener que suprimir las pensiones de jubilación de sus empleados, la alcaldía decidió subastar algunas pinturas del Instituto de las Artes, entre ellas obras de Rembrandt, Henri Matisse o Diego Rivera. Pero las fundaciones Ford, Knight y Kresge, asociadas con algunos ciudadanos adinerados, lograron reunir 330 millones de dólares para consolidar los fondos de pensión de los empleados municipales: se evitó la venta...

Artículo completo: 204 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de enero 2015
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Benoît Bréville

Redactor Jefe adjunto, Le Monde diplomatique, París.

Compartir este artículo