En kioscos: Diciembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Por los asesinatos de los estadounidenses Frank Teruggi y Charles Horman

Fallo por crímenes de la dictadura acredita intervención de EEUU en Chile

Por primera vez se acredita judicialmente la función de los Estados Unidos y los lazos cercanos entre los servicios de inteligencia chilena y estadounidense, aunando sus intenciones de sabotear al gobierno de la Unidad Popular para acelerar y reforzar el golpe militar.

“Este juicio es la demostración más clara de lo que fue la intervención de los Estados Unidos en el Golpe de Estado” (1). Estas son las tajantes palabras de la abogada Fabiola Letelier en relación a la sentencia de primera instancia dictada el pasado 9 de enero 2015 por Jorge Zepeda, ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago en la causa por los homicidios de los estadounidenses Frank Teruggi y Charles Horman. Son procesos que Letelier y su colega Sergio Corvalán iniciaron hace más de 15 años.

Pero es en la secuencia de acciones conducentes al asesinato de dos ciudadanos del propio país y en las acciones posteriores para encubrir tales crímenes, donde se deja caer el velo de la llamada intervención clandestina de los Estados Unidos. Además, tal como detalla el minucioso fallo del ministro Zepeda, los homicidios de Teruggi y Horman representan el choque culminante entre dos corrientes estadounidenses: de un lado, las políticas represivas imperialistas del Estado y, del otro, ciudadanos opositores a tales prácticas quienes buscan construir un mundo más justo. No obstante el ser esta una dicotomía archiconocida y persistente hasta el día de hoy, la particularidad de este caso es que el enfrentamiento haya ocurrido dentro del territorio de otro país y que haya sido acreditado por un magistrado chileno. Los extranjeros, quienes se sentían impulsados a conocer de cerca la Unidad Popular y a aportar a su proyecto socialista, incluían un contingente numeroso de estadounidenses. En junio de 1972, Charles Horman, titulado en periodismo por la Universidad de Harvard, y su esposa Joyce Horman llegan a Santiago a colaborar con Chile Films. Horman además realiza una investigación sobre el papel de los Estados Unidos en el asesinato del comandante en jefe del Ejército René Schneider, material que fue incautado en el allanamiento a su casa cuando es detenido el 17 de septiembre de 1973 por los militares. Cuatro décadas después, el juez Zepeda constataría que Chile Films y todo su personal fueron objeto de una investigación de inteligencia del Estado Mayor chileno. A principios del 1973 Charles Horman empieza a colaborar en la publicación Fuentes de Información sobre Norteamérica (FIN), redactada por un equipo de ocho estadounidenses, que informaba sobre las actividades de su país en el Chile de la Unidad Popular. A través de esa iniciativa, Horman se cruza por primera vez con Frank Teruggi, estudiante de economía (...)

Artículo completo: 1 350 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de marzo 2015
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Maxine Lowy

Periodista, especialista en Derechos Humanos.

Compartir este artículo