En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Recrudecen los ataques de la organización armada en África

Camerún bajo la amenaza de Boko Haram

F1otokol, Kolofata o Kusseri… En Camerún, Boko Haram multiplica los ataques asesinos en la región del Extremo Norte. Lo hace a partir del estado de Borno, en Nigeria, donde controla unas veinte ciudades. Limitadas a actos aislados el año pasado, esas incursiones reclutan hoy a cientos de combatientes. A pesar de los tres mil soldados movilizados, cazabombarderos, tanques y vehículos de asalto, el importante dispositivo que desde abril 2014 despliega el gobierno camerunés choca con una poderosa organización que parece fundirse en el paisaje.

A menudo las incursiones de Boko Haram se acompañan de secuestros, seguidos de pedidos de rescate. La liberación de las primeras personas involucradas, como la familia Moulin-Fournier, secuestrada el 19 de febrero de 2013 en la localidad de Dabanga, a ochenta kilómetros de Kusseri, o el sacerdote francés Georges Vandenbeusch, raptado en Nguetchewe el 14 de noviembre de 2013, no puso fin a la serie. A principios de abril de 2014, fueron capturados los sacerdotes Antonio Giovani Alligri, Paolo Giovani Marta y la monja Gilberte Bissière, junto con el jefe tradicional de la aldea de Gumuldi, quien fue encontrado degollado en Nigeria; los 16 y 17 de mayo, diez nacionales chinos desaparecieron durante la noche en Waza; el domingo 27 de julio, la ciudad de Kolofata sufrió un espectacular asalto en el que se secuestraron a la esposa del viceprimer ministro Amadou Ali, su cuñada junto con el alcalde de Kolofata, el lamido Seini Bukar Lamine, su esposa, seis de sus hijos y varios miembros de la familia (...)

Artículo completo: 257 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2015
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Rodrigue Nana Ngassam

Doctorando en Estudios Internacionales, Universidad de Duala, Camerún.

Compartir este artículo