En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « El mito de la comunidad negra »
Siguiente artículo: « Elogio de los sindicatos »
>

C. L. R. James, pensar la revolución desde los márgenes

El negro dócil es un mito

Octubre de 1935. La Italia de Benito Mussolini invade Etiopía. En Londres, un grupo de migrantes caribeños y africanos se movilizó y fundó una organización, la International African Friends of Abyssinia [Amigos de África Internacionales de Abisinia], que bien pronto cedió el lugar a la International African Service Bureau [Oficina de Servicio Africano Internacional], que militó contra el imperialismo europeo en África. Publicó un diario, International African Opinion, cuyo jefe de redacción, Cyril Lionel Robert James, originario de la isla de Trinidad, era por otra parte una figura en ascenso del movimiento trotskista británico. Recordando esos años, en 1976 escribió: “Estábamos en estrecho contacto con los miembros de la izquierda del Partido Laborista y otras organizaciones de izquierda (…). Asistían a nuestras reuniones. Íbamos a las suyas”. Diez años más tarde, en una nueva entrevista, confíó: “Iba para hablar por el movimiento trotskista, después caminaba unos cien metros hasta donde se reunía el movimiento negro. Siempre se bromeaba al respecto, estaba acostumbrado”.

A veces se piensa que hace sólo algunas décadas que los movimientos militantes “blancos” afrontan las reivindicaciones de minorías inmigradas o postcoloniales, quienes piden integrar su causa a las prioridades políticas de las organizaciones de izquierda y de extrema izquierda, exigen hablar en su propio nombre y defienden su autonomía. Sin embargo, basta con remitirse a los importantes episodios revolucionarios de los siglos pasados para ver que no es así: la Revolución Francesa se prolongó en la revuelta de los esclavos de Santo Domingo, que desembocó en la independencia de Haití en 1804; la Guerra Civil estadounidense, esa “segunda revolución”, estuvo estrechamente ligada no sólo a la lucha por la abolición de la esclavitud, sino también al movimiento de los propios esclavos por su libertad, como lo mostró el sociólogo William Edward Burghardt Du Bois en Black Reconstruction; por último, a la revolución de 1917 la acompañó una (...)

Artículo completo: 339 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2015
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Matthieu Renault

Investigador en la Universidad París XIII Nord (Sorbonne Paris Cité), autor de L’Amérique de John Locke. L’expansion coloniale de la philosophie européenne, ed. Amsterdam, París, 2014.

Compartir este artículo