En kioscos: Enero 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El ordoliberalismo, matriz ideológica que se impuso a Europa

La Biblia económica alemana

El economista alemán Walter Eucken dio forma, hace más de ochenta años, al núcleo inicial de la teoría bautizada como “ordoliberalismo”, que en la segunda posguerra impondría, hasta nuestros días, el ministro de Economía Ludwig Erhard, bajo el nombre más seductor de “economía social de mercado”.

“Si alguien siguiera queriendo una prueba del peligro que los referéndums hacen gravitar sobre el funcionamiento de las democracias modernas, aquí la tiene”, decía fulminantemente el sitio del semanario Der Spiegel, el 6 de julio de 2015, tras el anuncio de los resultados de la consulta griega. La estupefacción que el resonante “NO” causó en Alemania se explica por el choque frontal entre dos concepciones de la economía, y en términos más generales, de los asuntos públicos.

El primer enfoque, representado por los dirigentes griegos, refleja un modo de gobierno propiamente político. El sufragio popular prevalece sobre la regla contable, y un poder electo puede decidir cambiar las reglas. Inversamente, el segundo subordina la acción gubernamental a la estricta observancia de un orden. Los políticos pueden actuar como les parezca, siempre y cuando no se salgan del marco, que se sustrae, de facto, a la deliberación democrática. El ministro de Economía alemán, Wolfgang Schäuble, personifica esta forma de ver las cosas. “Para él, las reglas tienen carácter divino”, observó su ex homólogo griego Yanis Varoufakis...

Artículo completo: 246 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de agosto 2015
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

François Denord, Rachel Knaebel y Pierre Rimbert

*Sociólogo (Centro Nacional de Investigación Científica), periodista (Berlín), y periodista LMD (París) respectivamente.

Compartir este artículo /