En kioscos: Diciembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Retomando el camino de las alternativas »
Siguiente artículo: « Xi Jinping, ¿un nuevo Mao? »
>

Asombroso acercamiento entre Pekín y Reikiavik

La carrera por el Ártico

Todavía hipotética, la apertura de rutas marítimas en el Océano Ártico suscita un creciente interés entre las potencias comerciales. Para acceder a los recursos nórdicos, China corteja a Islandia, primer país europeo con el que firmó un tratado de librecomercio.

En medio de los pastos amarillos que bordean el fiordo más largo de Islandia, Thorvaldur Ludvik Sigurjonsson, con sus cabellos barridos por el viento, dibuja con la mirada el emplazamiento del futuro puerto de Dysnes. El consorcio de empresas islandesas Arctic Services que dirige espera aprovechar la futura apertura de la ruta marítima que crea el deshielo de la banquisa para construir, sobre la costa norte del país, un centro de trasbordo hacia el Ártico. Gracias al calentamiento climático, el tráfico por el Océano Ártico progresa con cada verano –en 2014 lo atravesaron cincuenta y tres naves–, incluso si todavía se está lejos de establecer una ruta segura y regular abierta al tráfico comercial. En abril de 2012, el consorcio vio con gran asombro que se hacía presente el Banco Chino de Desarrollo, interesándose en el proyecto. Consciente de las promesas del Norte, hace unos diez años China inició una vasta estrategia de posicionamiento en el Ártico, del cual durante mucho tiempo Islandia fue el eje central...

Artículo completo: 223 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2015
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Florent Detroy

Periodista.

Compartir este artículo