En kioscos: Diciembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Queda en evidencia la necesidad que exprese un Chile diverso, plurinacional y cosmopolita

La Iglesia, el Estado y el Te Deum de la discordia

El Te Deum de 2015 se recordará como el más polémico en décadas. Habría que remontarse a la segunda mitad del siglo XIX, para encontrar algo similar, en los tiempos de las disputas sobre las leyes laicas y la sucesión del arzobispo Rafael Valdivieso. El 18 de septiembre pasado los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría y numerosos parlamentarios, concejales y dirigentes sociales hicieron pública su voluntad de no asistir a esta ceremonia.

Todo el contorno de la Plaza de Armas estuvo cercado por Carabineros y nadie pudo circular a más de una cuadra de distancia sin presentar una invitación. Grupos de manifestantes, convocados por la organización “Sociedad Atea” demandaron el fin de esta liturgia que se ha realizado de forma ininterrumpida desde 1811. Al mismo momento, pero dentro de la Catedral, un grupo de mujeres invitadas por el arzobispado se manifestaron libremente, en presencia de la Presidenta de la República, en contra del proyecto de ley que despenaliza el aborto en tres causales.

A más de 900 km al sur, y a la misma hora, el obispo de Osorno Juan Barros presidía el Te Deum local ante una treintena de personas, a puerta cerrada, y con una multitud protestando en contra de su nombramiento al frente de la catedral. Denunciado como encubridor y cómplice de los abusos de su antiguo mentor, el párroco Fernando Karadima, Barros no ha logrado legitimarse en su cargo, a pesar de llevar más de seis meses en su nuevo destino...

Artículo completo: 260 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2015
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Álvaro Ramis

Teólogo, doctor en Democracia y Ética Aplicada.

Compartir este artículo