En kioscos: Diciembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Gratuidad responsable y universal en (...) »
Siguiente artículo: « Frente al terrorismo »
>

Con la guerrilla de las FARC, esperando la paz

El 23 de junio, Bogotá y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmaron un acuerdo histórico que instaura un alto el fuego definitivo y prevé el desarme de los rebeldes. Después de más de cincuenta años de conflicto, la perspectiva de una paz duradera implica un cambio de vida para los combatientes de base, algunos de los cuales no conocieron otra cotidianidad que la de la guerrilla.

¿Cuánto tiempo hace que estamos avanzando bajo este techo de vegetación monótona? ¿Media hora? ¿Una hora? ¿Dos? De repente, se destacan las lonas de las carpas en medio de los árboles, antes de que aparezcan las rudimentarias instalaciones de la guerrilla. Se necesitan horas de viaje en avión, en ómnibus, luego, en moto y, por último, a pie para llegar, el 29 de junio de 2016, al campamento del Frente 36 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), en el departamento de Antioquia, al noroeste del país.

“Vengan, los voy a presentar”, lanza Sigifredo, quien nos guía a través del follaje y sobre los bloques de piedra que se usan para armar caminos y evitar el barro. Atravesamos el campamento sumido en la sombra antes de llegar a un inmenso claro. Allí, están alineadas unas cuarenta personas jóvenes, en pleno ejercicio. Están vestidos de civil y llevan el fusil (o palo de madera) al hombro. A nuestra llegada, las miradas se tornan curiosas; la sonrisa de los que perdieron la concentración termina en rictus...

Artículo completo: 257 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de agosto 2016
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Loïc Ramirez

Periodista. Autor de La Rose assassinée, (Notes de la Fondation Gabriel-Péri,) París, 2015.

Compartir este artículo