En kioscos: Junio 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Una experiencia audaz

Los piratas invaden Islandia

Arrasada por la crisis de 2008, Islandia muestra hoy una salud económica resplandeciente. Pero a pesar de que pudo levantarse rápidamente alejándose de la ortodoxia liberal, las promesas de refundación del contrato social aún no han sido cumplidas.

Ni un solo policía en el horizonte, ni una sola invectiva entre los militantes: el Foro Nórdico reunió a comienzos de septiembre a todos los partidos políticos islandeses en una gran serenidad. En vísperas de las elecciones legislativas del 29 de octubre, los principales candidatos se expresan bajo una modesta carpa instalada delante de la Universidad de Reikiavik. A 64º de latitud, la inclinación de los rayos solares brinda a la luz una gran suavidad, mientras que el aire que viene de la costa aporta un poco de frescura. En los debates, el futuro de la Constitución apasiona más que la inmigración, la construcción de viviendas mucho más que el nivel de los impuestos; la protección de datos personales se destaca. ¿La crisis? ¿Qué crisis?

Sin embargo, en esta isla volcánica, la lava sigue hirviendo bajo los glaciares desde la debacle financiera de 2008. En abril de 2016, una erupción popular se llevó puesto en cuarenta y ocho horas al primer ministro Sigmundur Davíð Gunnlaugsson, involucrado en los “Panamá Papers”. El Presidente de la República, Ólafur Ragnar Grímsson, también se vio alcanzado por las revelaciones respecto del dinero que su esposa escondía en un paraíso fiscal y tuvo que renunciar a presentarse en las elecciones del pasado junio, tras veinte años en el poder. Finalmente, a mediados de septiembre, las encuestas dejaban entrever una nueva réplica que ubicaba al Partido Pirata a la cabeza en las intenciones de (...)

Artículo completo: 297 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de noviembre 2016
en venta solo en versión digital (PDF) a $1.500
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Philippe Descamps

Jefe de redacción de Le Monde diplomatique, París.

Compartir este artículo