En kioscos: Noviembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Piñera y sus eternos conflictos de interés

Hay hechos indesmentibles que el ex presidente Sebastián Piñera no podrá disimular y que, eventualmente, pueden horadar su apoyo electoral de aquí a las elecciones de fines de 2017. Uno de ellos es que de los 2.500 millones de dólares que le pertenecen, solo un quinto de ese patrimonio -es decir unos 500 millones de dólares- está invertido en Chile y que, al momento de ejercer la presidencia del país, puso bajo un régimen por entonces voluntario y no legalizado de fideicomiso ciego.

Se trata de una fortuna -calculada por la revista Forbes- que está invertida de manera muy diversificada, en al menos un centenar de empresas de distintos giros, la mayoría en inversiones de capital. Esa amplia diversificación es lo que complejiza su manejo y genera inevitablemente que cada cierto tiempo se produzcan conflictos de interés. Es la profecía autocumplida de Piñera que estalló más de una vez desde que llegó a La Moneda en 2010: el maridaje de su fortuna con el ejercicio de la política y, sobre todo desde el principal puesto del servicio público.

Que solo un quinto de la fortuna, aquella invertida en Chile, haya estado bajo el fideicomiso ciego significa que más 2.000 millones dólares estaban invertidos en el exterior, principalmente en Colombia, México, Perú y otros países de América Latina, con operaciones manejadas desde paraísos fiscales; es decir, en guaridas financieras estructuradas para ocultar los volúmenes de dineros, los movimientos de los mismos y para eludir el pago de impuestos.

Los capitales de Piñera que se movían en el exterior mientras fue presidente de Chile eran manejados por un consejo de administración integrado por algunos de sus colaboradores más cercanos, entre ellos dos de sus hijos. Y aunque dice que nunca tomó decisiones sobre las inversiones de su dinero en el exterior, hay quienes se preguntan legítimamente si acaso fue o no informado de los movimientos de sus fondos. Son muchas las personas que ingresaron a las dependencias presidenciales de La Moneda y vieron las pantallas (...)

Artículo completo: 632 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2016
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Libio Pérez

Editor general de la edición chilena de Le Monde Diplomatique.

Compartir este artículo