En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Una reinvención permanente del accionar político

La experiencia zapatista resiste

“Tienen miedo de que nos demos cuenta de que podemos gobernarnos nosotros mismos”, dice la maestra Eloísa. Ya se lo decía en agosto de 2013 a los centenares de simpatizantes llegados de México o del extranjero para aprender de la experiencia zapatista durante una activa semana de inmersión. Bautizada irónicamente como “Escuelita”, esta iniciativa apuntaba a invertir el síntoma del evangelizador, a “dar vuelta la tortilla”, como invitaba en otros tiempos el antropólogo André Aubry: instruirse en contacto con los centenares de campesinos mayas que practican, día a día, el autogobierno. Inaugurando con estas palabras la Escuelita de 2013, Eloísa recordaba entonces lo esencial y dejaba incrédulos a algunos observadores: modesta y no proselitista, no por eso la experiencia zapatista rompe menos desde hace veintitrés años con los principios seculares, hoy en día en crisis, de la representación política, de la delegación del poder y de la separación entre gobiernos y gobernados, que están en las bases del Estado y de la democracia modernos.

Tiene lugar a una escala no despreciable. Aunque no hay disponible ninguna cifra segura, se estima que, en esta región de selvas y montañas que cubre más de un tercio del estado de Chiapas (28.000 kilómetros cuadrados, más o menos el tamaño de Bélgica), entre el 15 y el 35% de la población –de 100.000 a 250.000 personas según los conteos– constituye la base del apoyo zapatista, es decir, aquellos y aquellas que así se declaran y que participan...

Artículo completo: 264 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de junio 2017
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

François Cusset

Autor de La Droitisation du monde, Textuel, París, 2016.

Compartir este artículo /