En kioscos: Enero 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « La nueva era nuclear »
Siguiente artículo: « El giro ultranacionalista de Erdoğan »
>

El mercado también inventa enfermedades

La medicalización de la experiencia humana

Cada vez más tienden a abandonarse las terapias psiquiátricas y psicoanalíticas y a ser reemplazadas por psicotrópicos. No se elaboran diagnósticos concienzudos, se confunden los síntomas con las causas: lo importante es recetar medicamentos para “trastornos” inventados. Detrás está el fabuloso poder de la industria farmacéutica.

Desde hace algunas décadas, frente a la realidad del “sufrimiento psíquico” -una de las más importantes patologías modernas-, se ha puesto en marcha una maquinaria de diagnóstico inédita, que tiene como objetivo rentabilizar este enorme mercado potencial. Para hacerlo, era necesario primero reemplazar la gran psiquiatría europea, que, gracias a observaciones clínicas múltiples y concordantes reunidas durante los dos últimos siglos, había enumerado los síntomas y los había clasificado en grandes categorías: neurosis, psicosis o perversiones. Valiéndose de estos conocimientos, el médico clínico de terreno podía establecer un diagnóstico y distinguir los casos graves de aquéllos causados por circunstancias pasajeras. Separaba entonces aquello que requería la ayuda de medicamentos de aquello que podía encontrar una mejor solución a través de las entrevistas...

Artículo completo: 199 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2018
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Gérard Pommier

Médico psiquiatra, psicoanalista, profesor universitario emérito, director de investigaciones de la Universidad de París VII. Autor, entre otras obras, de Comment les neurosciences démontrent la psychanalyse, Flammarion, col. “Champs Essais”, 2010, y Féminin, révolution sans fin, Pauvert, París, 2016.

Compartir este artículo /