En kioscos: Enero 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « De opio a pilar de la Patria »
Siguiente artículo: « Un gigantesco malentendido »
>

Las luchas políticas e ideológicas en tiempos de internet

Lo que no es una “batalla cultural”

Después de tantos otros, Najat Vallaud-Belkacem lo repite en un artículo aparecido en enero de 2018: el Partido socialista perdió la “batalla cultural” (la expresión vuelve a aparecer en cuatro oportunidades). Cuando François Hollande ganó la elección presidencial de 2012, el Partido socialista tenía todas las palancas del poder: el Elíseo, Matignon (*), la Asamblea Nacional (Cámara de diputados), pero también el Senado y veintiuna regiones sobre veintidós. Nada parecía impedir la puesta en marcha de la política de izquierda que Vallaud-Belkacem, en el gobierno a lo largo de todo el quinquenio, tanto anhela, retrospectivamente. Pero los vientos contrarios, en apariencia, soplaban demasiado fuerte. La “batalla cultural”, ese misterioso genio que refrena el ardor de los sucesivos gobiernos de izquierda, estaba perdida.

En el seno de la izquierda –confundidas todas las sensibilidades–, hoy en día circulan nociones que parecen políticamente pertinentes, pero que resultan peligrosas. Una de ellas es el argumento del “99 %”. Apoyándose en estadísticas establecidas por los economistas Emmanuel Saez y Thomas Piketty, en 2011 el movimiento Occupy Wall Street puso de manifiesto la idea de que la humanidad se dividiría en dos grupos: uno, el “1 %” de los más ricos, recibe lo esencial de los beneficios del crecimiento; el otro, el “99 %” restante, padece de desigualdades cada vez más vertiginosas. El argumento resultó eficaz por un tiempo, suscitando movilizaciones en diversos países. Pero rápidamente apareció el problema: el “99 %” forma un conjunto extremadamente dispar. Esa categoría incluye tanto a los habitantes de las villas miseria de Nueva Delhi o de Río de Janeiro como a los prósperos residentes de Neuilly-sur-Seine o de Manhattan que no son lo suficientemente ricos como para integrar el “1 %”. Es difícil imaginar que los intereses de esas poblaciones converjan o que estas constituyan un día un grupo político (...)

Artículo completo: 315 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2018
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Razmig Keucheyan

Profesor de sociología en la universidad de Burdeos.

Compartir este artículo /