En kioscos: Marzo 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

A propósito del último film de Steven Spielberg

Un gigantesco malentendido

The Post, la película de Steven Spielberg recientemente estrenada, ha sido saludada como “una obra maestra” y “un canto a la libertad de prensa”. Pero el film deja de lado numerosos puntos oscuros acerca de The Washington Post y de su propietaria, Katharine Graham, erigida en heroína.

La historia de The Post, de Steven Spielberg, Los oscuros secretos del Pentágono, inspirada en hechos reales, transcurre en Estados Unidos en 1971. Daniel Ellsberg, analista de un think tank del Pentágono, asumió el enorme riesgo de fotocopiar un documento clasificado como “secreto de defensa” que probaba que John Kennedy y Lyndon Johnson habían mentido tanto al Congreso como al público respecto de la guerra de Vietnam, que sabían perdida. The New York Times publicó una síntesis de dicho informe, pero una orden judicial les prohibió continuar. ¿Tomaría The Washington Post, modesto diario regional, el relevo de su prestigioso homólogo?

El director, sensible a las batallas feministas actuales, decidió centrar el relato en una mujer –Katharine Graham, la dueña del periódico (interpretada por Meryl Streep)– más que en los protagonistas que, en los hechos, tomaron los mayores riesgos y desempeñaron un papel primordial: Ellsberg, el “alertador”, acusado de “espionaje” en virtud de una ley de 1917 y condenable a cadena perpetua, y el equipo de The New York Times que publicó el caso. Esta decisión cinematográfica irritó al jefe de redacción de Internacionales del Times, encargado de supervisar la publicación de los documentos en junio de 1971. “¡Es totalmente falso! –se indignó al leer el guión–. Esta película es una farsa”. Aunque también un éxito: cerca de un millón de entradas vendidas en tres semanas de proyección en (...)

Artículo completo: 296 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2018
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Pierre Rimbert

De la redacción de Le Monde diplomatique, París.

Compartir este artículo /