En kioscos: Abril 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Felpudos europeos

Las súplicas y las demostraciones de afecto de tres dirigentes europeos –Emmanuel Macron, Angela Merkel y Boris Johnson– hacía Donald Trump no sirvieron de nada: el presidente de Estados Unidos les respondió humillándolos. Los amenaza con represalias comerciales y financieras si no violan el acuerdo que ellos mismos firmaron con Irán hace tres años. Como Estados Unidos cambió radicalmente su posición en este tema, a sus aliados no les queda más que alinearse. A sus ojos, París, Londres y Berlín no tienen peso alguno, en todo caso mucho menos que Riad o Tel Aviv.

“Cuando un hombre se condena a sí mismo, uno siempre tiene ganas de pegarle para quebrar en mil pedazos la poca dignidad que le queda”, escribía Jean-Paul Sartre en Los caminos de la libertad. Su observación también es válida para los Estados. Por ejemplo, los de la Unión Europea. Macron proclama su rechazo a hablar “con un fusil en la sien” y Merkel lamenta que Washington haga las cosas aun más complicadas en Medio Oriente. Pero ni el uno ni el otro parecen dispuestos a responder más que a través de lamentos. Y las grandes empresas europeas comprendieron que debían obedecer, ya que el envío de un correo electrónico a través de un servidor estadounidense o el uso del dólar en una transacción con Irán las expondría a multas extravagantes.

Apenas anunciado el diktat de Trump, Total –en otras épocas Compañía Francesa de Petróleo– anuló sus proyectos de inversión en la República Islámica de Irán. Sin embargo, el presidente Macron buscaba al mismo tiempo preservar el acuerdo con Teherán. Aunque aclaraba: “Voy a ser muy claro: no vamos a sancionar o contra-sancionar empresas estadounidenses. […] Y no vamos a obligar a las empresas [francesas] a quedarse [en Irán]; ésta es la realidad del mundo de los negocios. El presidente de la República francesa no es el CEO de Total” (1). Quien por lo tanto obedece las órdenes de la Casa Blanca.

Nuestras sempiternas ruedas de plegaria sacaron como conclusión de este episodio que hace falta más Europa (2). Pero cuanto más se amplia e institucionaliza Europa, menos resiste a las órdenes estadounidenses. En 1980, los nueve miembros de (...)

Artículo completo: 1 119 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de junio 2018
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Serge Halimi

Director de Le Monde Diplomatique.

Compartir este artículo /