En kioscos: Noviembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Un país de la ex URSS que quiere afirmar su identidad

Teatro y “soft power” en Kazajistán

Con alfombra roja y limusinas, como en Cannes, y enormes ramos de flores frescas, como en Moscú, el 17 de junio, día en que se celebraba su veinteavo aniversario, en Astana, la joven capital de Kazajistán, se inauguró el segundo Festival Mundial de Teatro, que fue seguido por un numeroso público. No faltó una imponente ceremonia de apertura, un cierre con Juliette Binoche leyendo poemas kazajos, y la presencia constante de dos íconos del teatro y del cine nacional desde la época soviética −Assanali Achimov y Meruert Outekecheva… Enteramente financiado por el Ministerio de Cultura y Deporte y por el organismo público Qazak Concert, el festival se inscribió claramente en el espíritu del programa Ruhani zangyru (“Aprehensión de la modernidad”), lanzada un año antes.

En abril de 2017, el presidente Nursultán Nazarbáyev, ex jefe del Partido Comunista devenido presidente de la república socialista en 1990, reelegido regularmente sin una verdadera oposición y partidario, según su propia expresión, de una “dictadura iluminada” durante veintiocho años, lanzó un gran movimiento de “modernización de la identidad de Kazajistán”. Pues, según él, “es imposible formar parte de las naciones avanzadas preservando los viejos modelos de identidad y de pensamiento”...

Artículo completo: 210 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2018
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Béatrice Picon-Vallin

Directora de Investigaciones emérita en el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS), unidad Teoría e Historia de las Artes y de las literaturas de la modernidad (Thalim), París.

Compartir este artículo /