En kioscos: Noviembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « España vota, Podemos duda »
Siguiente artículo: « Australia exporta sus refugiados »
>

Rechazo de la permanencia en el poder del presidente Abdelaziz Bouteflika

Las protestas que agitan a Argelia

Desde el 22 de febrero, Argelia vive de manera recurrente manifestaciones populares de gran amplitud en contra del poder. El movimiento es histórico: nunca, desde la independencia, el país había sido presa de semejante rechazo, a la vez pacífico y repartido en el conjunto del territorio, incluso en las ciudades del sur.

Cada viernes, primer día del fin de semana, se forman cortejos de cientos de miles de personas en las calles, de todas las edades, pero, en particular, se destaca la juventud, que hasta aquí, no había manifestado ningún interés en la política. Los demás días, el ímpetu se mantiene con sentadas y marchas de diferentes conjuntos profesionales (abogados, investigadores, universitarios, periodistas, jubilados de la función pública, etc.). La consigna, unánime, es en primer lugar el rechazo de la permanencia en el poder del presidente Abdelaziz Bouteflika, cuyo cuarto mandato llega a su fin el 28 de abril. Pero los protestatarios, que desfilan al grito de “Silmiya” (“[Manifestación] pacífica”), también arremeten contra su entorno, principalmente, contra sus dos hermanos, Saïd y Nacer Bouteflika. Exigen el fin del régimen y el advenimiento de una segunda república, algunos reclaman una Asamblea Constituyente. En frente, las fuerzas del orden adoptaron durante las primeras semanas una actitud conciliadora, los policías y gendarmes llegaron incluso a fraternizar con las multitudes...

Artículo completo: 235 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2019
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Akram Belkaïd y Lakhdar Benchiba

Periodistas.

Compartir este artículo /