En kioscos: Octubre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

LASTESIS: Nos tienen miedo porque no tenemos miedo

Es poco probable precisar el día en que despertaste, abriste los ojos y la primera imagen que viste fue la de la injusticia, ahí acomodada al lado tuyo mirándote a la cara, con la mirada fija diciéndote, aquí estoy, y aquí me quedo para acompañarte el resto de tu vida. A partir de ahora prometo estar para ti en cada gran momento y también en todos los pequeños; cuando crezcas, cuando te enfermes, cuando quieras estudiar, cuando busques trabajo, cuando quieras un lugar dónde vivir, cuando quieras tomar decisiones sobre tu identidad o tu cuerpo, cuando quieras salir a la calle de noche, cuando quieras abortar o cuando quieras dar a luz, cuando quieras criar o cuando no, cuando te canses y quieras defender tus derechos, sobre todo ahí, me convertiré en tu mejor compañera.

* Sin embargo, es muy probable precisar el día en que despertaste, abriste los ojos y la primera imagen que viste fue la de un mar de cuerpos y voces al unísono, entonando melodías con sabor a mundos mejores. Cada cual en compañía de sus respectivas injusticias, temerosas de tantas ansias de libertad. Múltiples cuerpos auto convocados, bajo la premisa de estar y actuar. Múltiples poderes presentes desde la voluntad de querer hacer entender a otro que todo aquello que hemos asumido como normal, no lo es. El pulso colectivo, un sonido, un ritmo de protesta común. Ese poder de reunión, nos da cierta libertad y perturba al miedo. No estamos solas. Una red global de mujeres y disidencias unidas por la calle que pisan al estar en el espacio público. Cemento, tierra, pasto o madera, las eternas confinadas al ámbito privado ahora gritan fuerte, como muchas más ya lo hicieron, sólo que esta vez, un mismo canto nos une. Una misma voz subalterna y liminal. Una misma demanda, una misma violencia que atraviesa nuestros cuerpos sistemáticamente. * No estábamos solas en las calles, pero tampoco lo estamos hoy en nuestras casas. Un tejido, una red subterránea nos entrelaza, y hoy más que nunca nos aferramos con uñas y dientes a ella. (...)

Artículo completo: 902 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de julio 2020
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Compartir este artículo