En kioscos: Octubre 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La participación como factor clave

Construyendo un Chile con la ciudadanía

En octubre de 2019, Chile reactivó la vida social y política en todos los sectores del país. Las ciudadanías salieron a las calles y se encontraron para hablar de política con una avidez inédita en la historia reciente del país. Con experiencias participativas propias y no convencionales.

Con pertenencia e identidad, en un cruce entre expresiones de descontento y frustración por la desigualdad estructural que viste a Chile, con manifestaciones afirmadas en el reencuentro de diversidades sociales, bajo el anhelo y demanda de una sociedad con trato justo e igualitario con todas y todos. Este hito, conocido como “estallido social”, impulsado por el alza de los 30 pesos (0,03 euros aprox.) que luego se consignaría como “No son 30 pesos, son 30 años” después en las marchas. En una parte importante de la población existe el sentimiento de que no han sido parte de las decisiones que se han tomado desde el retorno a la democracia en 1990; ni se han sentido beneficiados por ellas, al ver la evaluación ciudadana del sistema de salud o las pensiones 30 años después.

La noche del 18 de octubre la gente de Chile se (re)encontró en el espacio público. Primero en la capital, Santiago, y luego en las demás regiones, para alzar la voz en un un torrente que solo la pandemia podría después contener, en marzo de 2020. En el intertanto de cinco meses, Chile bulló y se volcó a la calle para expresarse, para manifestar sus ideas, para bailar y cantar, y también para dialogar. Surgieron los llamados cabildos autoconvocados donde grupos se reunieron en los barrios -muchas veces de manera espontánea- a compartir diversas visiones de futuro. La participación se hizo carne en un país conocido por sus bajas tasas de votación (sólo 46% en las últimas elecciones parlamentarias y presidenciales, apenas un 35% en las de alcaldías). Las distintas expresiones ciudadanas, dieron un impulso que invitó a las instituciones a dar respuesta, donde la gente de Chile pedía un cambio. Pedía ser parte de la reestructuración de nuestra sociedad y de una nueva forma de relacionarse.

Una convención paritaria
De esta manera, los partidos políticos, llegaron a un acuerdo transversal inédito que incluye la posibilidad de que la ciudadanía vote directamente, si aprueba o rechaza la posibilidad de una Nueva Constitución (la actual fue redactada e instituida en 1980, durante dictadura) -y, de ser así- con qué mecanismo operaría, permitiendo la posibilidad de tener un órgano 100% elegido para ese fin. De manera inédita, en las últimas décadas de democracia, las personas de Chile asistiremos a las urnas para decidir nuestro futuro, tal como lo hicimos el año ‘88, para terminar con la dictadura. Dependiendo de los resultados, tendremos un escenario en el (...)

Artículo completo: 1 375 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de septiembre 2020
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Margarita Maira

Encargada de Investigación e Incidencia de Ahora Nos Toca Participar (ANTP)
https://ahoranostocaparticipar.cl

Compartir este artículo