En kioscos: Octubre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Millares de trabajadores no pueden desembarcar hace meses

Marina mercante golpeada por el coronavirus

¿En qué abismo han hundido al mundo las políticas contra el Covid-19 para que los marineros del sector comercial se vean reducidos a mendigar que se les conceda al menos el mismo derecho del que gozan las mercancías: el de embarcar y desembarcar? En octubre de 2020, más de 800.000 de los 1.700.000 trabajadores de la marina mercante quedaron varados, algunos a bordo, con la prohibición de desembarcar, y otros en tierra, con la prohibición de embarcar.

Para estos últimos, la ausencia de contrato, y por lo tanto de salario, los condena a la miseria. Para los otros, todavía en el mar, el infierno se hace eterno. Comenzó en marzo, cuando el cierre de la economía asiática, y luego mundial, impidió el relevo de las tripulaciones y comprimió el horizonte de los marineros a las zonas espartanas de los portacontenedores y graneleros –o hacia las cubiertas inferiores de los cruceros–. Mientras que en tierra una parte de la población confinada ordenaba frenéticamente en Amazon simuladores de remo para interiores y colchonetas de yoga, los marineros se ocupaban de transportar esos elementos fabricados en Asia a los puertos occidentales. En un mes típico, cien mil navegantes desembarcarían y otros tantos los reemplazarían. Hong Kong, Singapur o Filipinas son algunos de los puntos clave de esas rotaciones. Pero entre los cierres de puertos y fronteras, las cancelaciones de vuelos, las prohibiciones de desembarco, las medidas de cuarentena, las formalidades administrativas bizantinas, etc., se hacía difícil que una tripulación se presentara en el preciso momento en que otra abandonaba el barco con la seguridad de ser repatriada: desde marzo, sólo se han realizado una cuarta parte de los relevos.

Duración de embarque
A bordo, las condiciones de trabajo y de seguridad se fueron deteriorando: “Las horas de descanso se ignoran y son sustituidas por horas de trabajo no remuneradas; los sistemas esenciales de seguridad se descuidan a diario y se reemplazan por inspecciones superficiales a distancia”, detalla un informe de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) (1). Los medios de comunicación dieron a conocer la (...)

Artículo completo: 1 066 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de noviembre 2020
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Pierre Rimbert

De la redacción de Le Monde diplomatique, París.

Compartir este artículo