En kioscos: Noviembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La necesidad de una nueva reforma tributaria y el fortalecimiento del SII

La ruta de los superricos y los “otros”

Evasión y elusión de impuestos, nuevos beneficios tributarios, escasa fiscalización, debilidades del sistema, exportación de capitales, especulación financiera, ocultamiento de fortunas en paraísos fiscales, falta de atribuciones del SII, legislaciones laxas… y más, son algunos de los mecanismos que usan los ricos y los superricos para aumentar sus patrimonios en el país que bate marcas en desigualdades.

Desde 1984 hasta ahora, el sistema tributario ha sido una plataforma de riqueza para los grupos más poderosos a través de la normativa tributaria y de instrumentos como el FUT, libro donde se registraban las utilidades de las empresas que sirvió, entre otras cosas, para que aquellos que reinvirtieran sus utilidades tuvieran el beneficio de suspender, no pagar momentáneamente, el impuesto personal o impuesto final o global complementario, es decir, socios y accionistas principalmente. Sin embargo, hecha la ley… ¿Dónde reinvirtieron estas personas? Mas de la mitad de las inversiones, aproximadamente 52,7% (dato informado por Michel Jorratt en 2014 en el Congreso) en empresas de papel, es decir, empresas que no generaban empleos y menos producción, para luego llevar gran parte de esos dineros a paraísos fiscales.

Hasta el 2014 el FUT acumulaba cerca de US$ 270. 000 millones, el equivalente al PIB de todo Chile para dicho año y más del 71% de esa utilidad correspondía a grandes empresas.

Derivado de lo anterior hace más de 15 años que el impuesto final o global complementario, el que pagan las personas naturales, arroja cifras rojas, es decir, las mayores fortunas no pagan impuesto a la renta (Fuente: datos SII). Un estudio del Banco Central de 2018 aclara que sólo uno de cada cuatro pesos que reparten las empresas a sus socios o accionistas se declara, es decir, existe una evasión del 75% de los dividendos que se reparten y que van a parar al bolsillo de los accionistas (Fuente: Michel Jorratt, 2019).

Entonces la pregunta lógica a partir de lo anterior es ¿dónde ha ido a parar todo ese dinero?

Veamos algunas noticias relacionadas para responder a esta pregunta. La CEPAL informó el 2017 que desde Chile se fugan más de 8.400 millones de dólares por concepto de evasión, elusión, lavado de dinero, lo que se denominan “flujos Ilícitos”. Es difícil creer que una Pyme realice estas acciones. A su vez, la ONU informó que la industria minera chilena privada subfacturó al menos 9.400 millones de dólares sólo a Alemania entre 1990 y 2014, a través de un estudio de cinco países, cuatro africanos y Chile, es decir, se evadieron 3.290 millones de dólares.

¿Quién paga?
Hemos sido testigos que incluso la quinta mayor fortuna de Chile, en manos de Sebastián Piñera, al día de hoy no puede explicar los dineros que distribuyó a sus (...)

Artículo completo: 1 409 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2020
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Juan Apablaza Gallardo

Presidente Nacional de la Asociación de Fiscalizadores del Servicio de Impuestos Internos (AFIICH)

Compartir este artículo