En kioscos: Junio 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Las mujeres conductoras de cambios »
Siguiente artículo: « Brasil, una democracia militarizada »
>

Los costos del retorno masivo a clases presenciales

Inequidad en los aprendizajes

Tal como se ha señalado con antelación, en sociedades tan desiguales como la chilena, cualquier actividad social está cruzada con la ubicación y la condición social. De esta manera, cuando las escuelas, liceos e instituciones de educación superior regresen a las actividades presencias y el sistema escolar y universitario reanude las actividades curriculares, quedarán de manifiesto las diferencias en los aprendizajes entre los distintos perfiles estudiantiles.

Bajo la modalidad del teletrabajo y la educación a distancia, prácticamente la totalidad de las instituciones educativas están trabajando con un curriculum abreviado. De esta forma, pese a los esfuerzos que cotidianamente están realizando los diferentes actores educativos, especialmente el profesorado y las madres, padres y apoderados, los contenidos de los planes y programas obligatorios se concentran en los aspectos fundamentales, resignado un porcentaje significativo de los aprendizajes abordados presencialmente. De esta forma, con independencia a las diferencias que registra nuestro segregado sistema educacional, todo el estudiantado que ha transitado este período de crisis sanitaria, registrará una brecha curricular y en el desarrollo de habilidades educativas.

Asimetrías en la sala de clases
Ahora bien, es indudable que las diferencias entre las distintas instituciones educativas estarán mediadas por las diferencias de capital económico, social y cultural. No será una novedad mirar las diferencias en la apropiación curricular entre ricos y pobres. Pero, incluso al interior de los centros educativos que atienden a los sectores socioeconómicos medio alto y alto, se advertirán discrepancias entre el estudiantado de un mismo curso. Por lo tanto, cuando se vuelva a las clases presenciales de forma masiva, en una misma sala de clases, tendremos estudiantes con diferentes niveles de logros. La sala de clases será un espacio con importantes asimetrías. Por lo mismo, el desafío que enfrentaran las instituciones escolares y universitarias será doblemente desafiante. Por una parte, se deberán recuperar los contenidos y el desarrollo de habilidades educativas y por otra parte se deberán atender las asimetrías entre el estudiantado de una misma sala.

Desde la perspectiva de una educación de mercado como la chilena, los aprendizajes se miden por un conjunto de pruebas estandarizadas que gradúan casi exclusivamente el dominio cognitivo de los y las estudiantes. Pero, como lo muestran las evidencias nacionales e internacionales, la participación presencial del estudiantado en las salas de clases y en los centros educativos, junto con el dominio cognitivo, también permite desarrollar otras dimensiones del aprendizaje, como ejemplo, la afectividad, las emociones, la convivencia o la sociabilidad. Estos aprendizajes “blandos” influyen directamente en los dominios cognitivos (...)

Artículo completo: 1 393 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de junio 2021
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Dante Castillo y Mario Torres

Dante Castillo
Investigador PIIE.
Mario Torres
Vicerrector de la Vicerrectoría de Transferencia Tecnológica y Vinculación con el Medio. UTEM.

Compartir este artículo