En kioscos: Agosto 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Siguiente artículo: « Algo más que una primaria »
>

Las victorias y avances de un movimiento social

A veces los nadie, sólo a veces, en contadas veces

Transcurridas varias semanas desde aquel 16 de mayo del 2021, y con la ponderación quieta de lo ocurrido, es necesario, y así lo pienso, hablar de MODATIMA, hablar del Movimiento de Defensa por el acceso al Agua, la Tierra y la protección del Medio Ambiente.

MODATIMA surge hace más de una década en la provincia de Petorca, al interior de la región de Valparaíso, y lo hace como una expresión organizada de resistencia ante el despojo del agua, despojo originado por un modelo de “desarrollo agrícola” basado en el monocultivo de paltas, en el uso intensivo e irracional del suelo y el agua. Un modelo que ha homogenizado el medio natural, destruido la biodiversidad y por ende los servicios ecológicos que ésta presta, y que además se apropió de los ecosistemas de agua dulce, en rigor, de los ríos Petorca y Ligua.

No era fácil luchar por el agua en un territorio donde insignes políticos y poderosos empresarios conectados a los centros neurálgicos del poder “emprendían en el negocio de las paltas”, y contaban, además, con el beneplácito de una institucionalidad edificada desde y para sostener la privatización y mercantilización del agua puesta al servicio de la industria extractiva.

En el contexto anterior es que tomamos la decisión de “luchar por agua”, y la estrategia que diseñamos era simple, pero a la luz del tiempo transcurrido y los hechos acaecidos, bastante temeraria: había que visibilizar lo que sucedía con el agua en el territorio, parlamentarizar/politizar la necesidad de terminar con los dispositivos que habían privatizado el agua y finalmente movilizarnos junto a otras organizaciones y comunidades.

Resistencia y movilización
Tempranamente constatamos que las bases de la desigualdad en Chile y en nuestra provincia se edificaban desde la privatización de los bienes naturales comunes, es decir, y en esencia, desde la propiedad privada del agua. Atentar contra el patrón de acumulación por desposesión era y sigue siendo “peligroso” en Chile.

La movilización, el referenciar a los responsables del despojo del agua, asumir el riego de ir de frente, se constituyó en el ethos de nuestra organización, lo que derivó en largos procesos de criminalización, persecución, censura, agresiones (1). Ha pasado más de una década y los abusos de poder en contra de integrantes de nuestra organización es una práctica invariable, reflejo de aquello son las amenazas de muerte en contra de Verónica Vilches (2).

Cientos de foros y conferencias, publicaciones, reportajes nacionales e internacionales (3), comparecencias a distintas comisiones de las cámaras de Diputados y Senadores, resistencia y movilización en los territorios, desde mucho antes de la revuelta popular (18 de octubre del 2019), coordinaciones y trabajo colectivo con otras organizaciones, finalmente instalaron el tema del agua como algo insoslayable en el debate público, así como también nuestro (...)

Artículo completo: 1 340 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de julio 2021
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Rodrigo Mundaca

Gobernador Electo región de Valparaíso. Aún Vocero Nacional de MODATIMA

Compartir este artículo