En kioscos: Octubre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Siguiente artículo: « El saqueo de Hungría »
>

Las complejas relaciones de Taiwán con Estados Unidos

En Taipei, una “embajada” muy discreta

En el distrito de Neihu, en la periferia de Taipei, el American Institute in Taiwan (AIT) es relativamente discreto. Nada de banderas ni de marines armados, ni de autos con patentes diplomáticas; sólo un escudo que representa el águila de Estados Unidos en la puerta de entrada recuerda a quien le pertenece el edificio. Inaugurado en 2018, el instituto se alejó del barrio de Xinyi, donde se encuentran generalmente las estructuras diplomáticas del mundo entero, “representaciones” de los Estados –y no embajadas– ya que la mayoría de las naciones no reconocen a Taiwán como país.

De un valor de 255 millones de dólares, la “embajada de facto”, como se la conoce, posee sin embargo dimensiones colosales. Si se le suman las oficinas de Kaohsiung, segunda ciudad de la isla, la presencia estadounidense cuenta con cerca de 500 empleados (contra 1.300 en Pekín). Oficialmente, el AIT se define como una organización sin fines de lucro patrocinada por el gobierno de Estados Unidos. Extraoficialmente, constituye uno de sus edificios diplomáticos más preciados en Asia.

Según Luke Martin, encargado de Asuntos Culturales, el AIT está estructurado “como cualquier embajada: tiene un encargado de asuntos políticos, económicos, culturales, una oficina de prensa, departamentos encargados del comercio, de la agricultura, de la defensa” (1). William A. Stanton, director entre 2009 y 2012, no lo esconde: “El AIT siempre fue, en los hechos, una embajada. Globalmente, nuestro mandato es el de mejorar las relaciones entre Taiwán y Estados Unidos. […] La mayor diferencia reside en las denominaciones que se emplean. La ‘cancillería política’ se llama ‘asuntos generales’. Yo era oficialmente ‘director’, pero los taiwaneses me llamaban ‘Señor Embajador’”. No es nombrado por la Casa Blanca ni ratificado por el Senado como en el caso de los demás embajadores, pero asume las mismas funciones. “En lugar de recibir mi carta por parte del Presidente, la recibí por parte de Hillary Clinton [entonces secretaria de Estado]”, señala el ex diplomático. Sigue viviendo en Taiwán, donde ocupa el puesto de vicepresidente de la Universidad de Medicina Yang-Ming (Taipei) (2).

Levantan restricciones
Tras su reconocimiento de la República Popular China, en 1979, Washington mudó su embajada a Pekín y tomó una serie de medidas para evitar cualquier clase de presencia oficial en Taiwán. Antes de 2002, sigue explicando Stanton, los empleados estadounidenses debían renunciar a sus funciones diplomáticas antes de aceptar un puesto en Taipei. Lo mismo los militares. Ya no es el caso. Las relaciones taiwano-estadounidenses toman un cariz cada vez más oficial, particularmente desde la presidencia de Donald Trump. Esta evolución alimentó las tensiones ya existentes entre las dos orillas del Estrecho de Formosa a partir de la elección, en 2016, de la presidenta Tsai Ing-wen. El 10 de enero de 2021, justo antes de la investidura de Joseph Biden, el secretario de Estado Michael Pompeo anunció incluso que “las reglas instauradas con el fin de apaciguar a Pekín deberían caducar”. Levantó todas las restricciones relativas a los contactos entre oficiales estadounidenses y taiwaneses.

Actualmente, tanto los demócratas como los republicanos apoyan una política “dura” hacia Pekín. Biden incluso invitó a la representante de Taiwán en Estados Unidos, Hsiao Bi-Khim, a su ceremonia de investidura. ¡Una novedad! Siguieron una serie de visitas, en un nivel de responsabilidad jamás alcanzado desde 1979: el secretario de Salud Alex Azar, en marzo de 2020 (bajo la administración Trump), el embajador estadounidense en las islas Palaos, donde Washington planea crear una nueva base militar, el 1º de abril de 2021.

Para Hsiao Bi-Khim, “la defensa y la seguridad constituyen el objetivo primordial [para Taiwán]. Luego sigue el rubro de las relaciones económicas y, en tercer lugar, nuestra participación internacional y nuestras otras alianzas políticas”, como reveló en una entrevista a la revista especializada en la actualidad de Asia-Pacífico The (...)

Artículo completo: 1 920 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2021
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Alice Herait

Periodista.

Compartir este artículo