En kioscos: Diciembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Migrar con plenos derechos »
>

La imposibilidad del Diluvio Universal y los problemas del agua en Chile

Los milenios del agua

Nuestro más sentido homenaje a Patricio Manns, gran compañero, escritor, cantautor, artista múltiple y luchador toda su vida. Reproducimos aquí un texto de Patricio Manns publicado en Le Monde Diplomatique en mayo 2013.

La cantidad de agua existente en la tierra -en superficie o en sus profundidades-, es inmutable. Aquí no cabe la posibilidad siquiera de que una gota proveniente del espacio se agregue al agua ya existente y tampoco cabe la posibilidad de que una gota del agua de la tierra se evada hacia el espacio exterior.

La cantidad de agua terrestre es siempre la misma. Pensando en esto, reflexioné sobre el caso del Diluvio Universal y descubrí que algunas cosas que de él se afirman no tienen asidero en la realidad.

Como el agua se relaciona con sí misma por medio de un fenómeno que conocemos como vasos comunicantes, el agua que rodeó e inundó al Monte Ararat tenía necesariamente que inundar la tierra entera a la misma altura, esto es, 5.156 metros. Esto significa más de cinco kilómetros de altura. Pero en la Tierra no hay suficiente agua para realizar una operación semejante. El asunto no puede ser circunscrito sólo al Monte Ararat, en cuya cima se supone que fue depositada el Arca de Noé. El agua no puede sostenerse en un espacio dado como si fuera un cubo de hielo. En razón de los vasos comunicantes, habría buscado nivelarse de algún modo expandiéndose hacia los costados hasta encontrar su nivel natural. Pero no existe ninguna noticia de que aquello haya ocurrido entonces, aunque en diferentes culturas terrestres se habla también de un Diluvio acaecido por la misma época. En algunos casos se trata de salidas de mar, en otros de lluvias torrenciales que asolaron los lugares durante cuarenta días y cuarenta noches. Pero esta lluvia venía de la tierra y al caer en ella, habría sido fácilmente absorbida para reencontrar su espacio propio en ríos, en lagos, en canales y en napas subterráneas, cuando no en el mismo mar. La posibilidad de que haya cambio en los niveles de la costa sólo puede deberse al hundimiento de ella. Pero cuando la costa se hunde en determinado sitio, en otros puntos, a veces muy distantes, surgen cerros, volcanes y se modifica la superficie terrestre. En el caso del Diluvio, la cantidad de agua requerida para su realización es de tal magnitud que ella no existe en la tierra bajo ninguna forma. El agua es un elemento que tiene leyes muy simples para regular su funcionamiento y el hombre las percibe día con día. El agua y sus movimientos constituyen un hábito del hombre y estos hábitos no se han modificado jamás.

Algunos científicos turcos -el Monte Ararat está situados en Anatolia- como el doctor Musalem Hichmet, han analizado las posibilidades científicas del Diluvio, y han llegado a la conclusión de que es un fenómeno imposible. Un agua total de cinco kilómetros sobre el nivel del mar tendría que rodear la Tierra entera. Si esto fuera así, habrían desaparecido todas las ciudades del mundo, pero testimonios de esta monumental catástrofe no existen en ninguna parte. Pero subsisten por lo demás otros problemas. ¿Dónde fue a parar el agua del Diluvio? ¿Al centro de la tierra, apagándola? Esto significa que (...)

Artículo completo: 1 698 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2021
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Patricio Manns

Escritor, periodista, compositor, poeta y cantante.

Compartir este artículo