En kioscos: Diciembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Georges Brassens, mi compañero de viaje »
Siguiente artículo: « Los milenios del agua »
>

Migrar con plenos derechos

En el norte de Chile estalló un brote de xenofobia y racismo, algunas de las peores manifestaciones que pueden expresarse entre las personas. Se trata de un nuevo fracaso de la política de migraciones del gobierno empresarial de Sebastián Piñera. La violencia asociada a estas formas extremas de discriminación tiene raíces en la inexistencia de políticas de un Estado que se abstiene de dar protección a los derechos humanos, particularmente a los grupos más vulnerables, como los migrantes más expuestos por su condición de pobreza.

Es sabido que la ola de migración venezolana hacia Chile ha sido estimulada por el propio gobierno de Piñera, que en una acción que buscaba levantar un liderazgo regional contra el gobierno venezolano intervino en una acción propagandística junto al mandatario de Colombia en la frontera colombo-venezolana. En Cúcuta Piñera y su gobierno inauguraron una nueva política migratoria focalizada en la población afectada por la crisis social, económica y política.

El gobierno chileno no solo reconoció a un “presidente encargado” inexistente, sino también dio un paso más al crear una vía libre para la migración a través de la llamada “visa humanitaria” -que no existe para ningún otro país- y que, con el tiempo, fue otorgada a un número reducido de personas. La mayoría de los migrantes-exiliados afectados por la pobreza iniciaron un camino largo, doloroso y carente de mínimas condiciones hacia Chile.

Usar las crisis internacionales para obtener ganancia política al interior de los países, como hizo Piñera en Cúcuta, casi siempre es una mala idea por el simple hecho que quedan factores difíciles de manejar y controlar.

Apenas dos semanas antes de la revuelta popular chilena de octubre de 2019, Piñera envió otro de sus fallidos mensajes. Desde las pantallas de la televisión europea anunció que en medio de un alterado continente, Chile era “un oasis” en el que había abundancia y prosperidad. Ello fue un estímulo que quedó de golpe truncado no solo por la rebelión social, sino también por la (...)

Artículo completo: 703 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2021
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Libio Pérez

Editor general de la edición chilena de Le Monde Diplomatique.

Compartir este artículo