En kioscos: Diciembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Una Nueva Constitución por un Estado Social de Derechos

Llevar la democracia a todos los rincones de Chile

Han pasado tres meses desde que comenzó la Convención Constitucional y, a pesar del breve tiempo transcurrido, debo reconocer que no somos las y los mismos que al inicio de este desafío. Hemos vivido semanas extenuantes, de intenso trabajo, discusión, colaboración y reflexión, sintiendo sobre nuestras espaldas el peso de la historia y la promesa del futuro. La instalación no ha sido fácil, y es que dar forma al poder constituyente sin recurrir a la estructura institucional y a una cultura política ya constituida es un gran desafío, que pone a prueba nuestra capacidad de crear un nuevo concepto de democracia del cual todos y todas participamos.

Reglamento y transversalización
Los primeros meses correspondieron al período de instalación, el cual consistió en la creación de nuestro reglamento. Si bien, a simple vista, esta etapa no aborda materias de fondo, sin dudas ha implicado un avance respecto a discusiones que, hace años, venían levantando organizaciones sociales y políticas. Me refiero a temas como la participación popular, la incidencia de los pueblos originarios y tribales, la deuda histórica con la garantía de los derechos humanos y la participación política de mujeres. Estas discusiones no sólo marcan el tono de nuestro funcionamiento interno, sino también son evidencia de nuevas preocupaciones propias de una nueva forma de hacer política. Un ejemplo de esto es la discusión sobre mecanismos de transversalización de enfoques indispensables, incluyendo: Derechos Humanos y de la Naturaleza, género, inclusión, plurinacionalidad, ecología y descentralización. Elaborar un mecanismo de transversalización significa un esfuerzo por ofrecer herramientas para que enfoques marginados de la política tradicional, pero fundamentales para los desafíos del presente y el futuro, sean considerados íntegramente en la discusión de la Nueva Constitución y que el trabajo de ninguna de las comisiones pueda omitir su importancia.

Un buen ejemplo para comprenderlo son las materias de género y la perspectiva feminista, impulsadas con inspirador ímpetu por diversas organizaciones de compañeras. Históricamente, las consideraciones de género han sido relegadas a una comisión particular compuesta solo por mujeres, perpetuando así los roles tradicionales: feminizando ciertos temas y masculinizando otros. Esto usualmente termina por reducir los derechos de las mujeres a un mero catálogo, obviando su componente sistémico. Este enfoque atomizado resulta un verdadero obstáculo para comprender que el género y la perspectiva feminista atraviesan todos los temas (políticos, económicos, productivos, culturales, legales, etc.), pues se trata de un enfoque más que un contenido en particular. Las mujeres debemos ser parte de la construcción política de temas estructurales como economía, modelo de desarrollo, sistema de justicia o estructura del estado. Ahora, contando con un mecanismo de transversalización, todos los contenidos de (...)

Artículo completo: 1 485 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de noviembre 2021
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Giovanna Roa Cadin

Constituyente Distrito 10

Compartir este artículo