En kioscos: Septiembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « La democracia sigue »
>

El rotundo triunfo del Rechazo al proyecto constitucional

El futuro que se nos escapó

“Hago que el enemigo vea mi fortaleza como debilidad y mis debilidades como fortaleza, mientras actúo para convertir sus fortalezas en debilidades y descubro donde no es fuerte…Oculto mis rastros de modo que nadie pueda percibirlos: guardo silencio, para que nadie pueda oírme”

Sun Tzu, “El arte de la guerra”

El rechazo a la propuesta constitucional el pasado 4 de septiembre se debe caracterizar como una derrota de carácter estratégico para quienes sostenemos una agenda de transformaciones sociales estructurales, profundas y sistémicas. Los efectos insospechados de este hecho político rebasan nuestras fronteras, por lo que se debe interpretar como un momento de inflexión en las luchas emancipatorias del tiempo presente. En definitiva, la propuesta de la Nueva Constitución representaba un programa de cambios inéditos, no sólo para nuestro país, sino en el contexto global.

A posteriori, no es difícil diagnosticar las causas de tan grave derrota. Sin embargo, antes del plebiscito esta constatación no era fácil de identificar ni de resolver. Las condiciones que incubaron el resultado estaban predefinidas desde el momento mismo de la elección de convencionales efectuada el 15 y 16 de mayo de 2021. La composición resultante otorgó a los movimientos sociales y a las fuerzas de izquierda una aplastante mayoría, pero fragmentada en un conjunto de pequeñas bancadas, las cuales comprendieron su rol como un ejercicio de incidencia a favor de innumerables causas programáticas, muy sentidas por la población que les votó. El resultado, a mi juicio inevitable, fue una Constitución larga (387 artículos y 57 disposiciones transitorias), que en algunos puntos es muy reglamentista y en otros ambigua e imprecisa.

Bajo la composición y el diseño institucional de la Convención era prácticamente imposible que el resultado de la propuesta pudiera ser muy distinta a la que se redactó. La Convención se comprendió como una caja de resonancia de múltiples demandas sociales acumuladas y entregó soluciones relevantes y consistentes a la gran mayoría de ellas, mediante un texto innovador no sólo para Chile, sino también desde el punto de vista del constitucionalismo comparado a nivel internacional. Pero en la elección de convencionales incidió una abstención del (...)

Artículo completo: 1 106 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de septiembre 2022
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Álvaro Ramis

Teólogo, especialista en Ética Aplicada.

Compartir este artículo