En kioscos: Diciembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Descifrando el momento constitucional

El portazo

Bruce Ackerman, prestigioso constitucionalista estadounidense, propuso hace años el concepto de “momento constitucional”. Esta noción ayuda a explicar la extraña situación que vivimos en Chile. El académico se refería a aquellas circunstancias históricas en la que se genera una deliberación intensa, por parte de la ciudadanía, sobre de la norma fundamental de un país. Nadie dudaría que esta es la situación que ha atravesado Chile desde el inicio de la década pasada, y que ha entrado en una nueva fase luego del plebiscito de salida del pasado 4 de septiembre. El momento constitucional sigue abierto, pero en un modo distinto al que hemos conocido hasta ahora. Para analizarlo conviene identificar la postura de los distintos actores políticos.

1 La ultraderecha adopta el plan “Pancho Malo”: Desde el lunes 5 de septiembre el grupo “team patriota” liderado por Francisco Muñoz, más conocido como “Pancho Malo”, ha sacado la voz por este sector. Pareciera ser solo un personaje caricaturesco, pero se sabe que este minúsculo grupo de choque es la expresión pública de sus financistas y padrinos políticos en la sombra. Este sector incluye, pero rebasa, al Partido Republicano de José Antonio Kast, y su posición es simple: se trata de cerrar aquí y ahora el momento constitucional. Clausurar en seco la discusión sobre la Constitución vigente. Para eso tratan de asumir que la votación por el rechazo es asimilable a un rechazo en bloque a toda la discusión constituyente y obvian el mandato popular, expresado en más de un 78% que se manifestó en 2020 por redactar un nuevo texto constitucional. La estrategia de este sector radica en marcar al resto de los partidos de la derecha para boicotear su capacidad de maniobra política e impedirles desarrollar cualquier estrategia negociadora. Esta política la desarrollan en forma virtual y presencial, de manera parlamentaria y electoral, comunicacional y social. Acusan a la UDI de “vendepatria”. Es un elemento para tener en consideración ya que condiciona a todos los actores.

2 Los “bordes” de Chile Vamos: para la UDI y RN la actual Constitución es todo que en su imaginario es deseable y posible en materia constitucional. De este hecho se desprende una agenda coherente en su acción política. La derecha ha reafirmado su adhesión a la Constitución vigente planteando el pasado 24 de septiembre un documento conjunto que fija unos “bordes” de la discusión constitucional. Este elemento no sería extraño si se propusiera como una propuesta o perspectiva abierta. Nada se podría criticar si se asume como una visión sincera y coherente con sus ideas y lógicas políticas. El problema es que lo han situado como un conjunto de puntos intransables, unas fronteras que no se pueden traspasar. Entre los bordes de Chile Vamos hay elementos que son de sentido común y que no son de difícil debate: unidad del Estado de Chile, tres poderes del Estado autónomos, Congreso bicameral simétrico. La única diferencia con la Convención es la propuesta de un bicameralismo asimétrico, lo que se puede volver a revisar. Se detallan ejes que no podrían ser objetados: la promoción de la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres; la protección del medio ambiente, la protección de un Banco Central autónomo. Obviamente, eso no es lo que busca asegurar Chile Vamos. Entre los “bordes” se cuelan otras afirmaciones mucho más polémicas y (...)

Artículo completo: 1 695 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2022
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Álvaro Ramis

Rector de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano.

Compartir este artículo