En kioscos: Enero 2023
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « De la derrota surgen derroteros »
Siguiente artículo: « ¿Paz y entendimiento en el sur? »
>

Nuevos tiempos, nuevas estrategias

Nos invade el desaliento marcado por una inexplicable decisión popular, en contra de sus propios intereses. Algo cambió el rumbo y ese “algo” incide en las deliberaciones como un factor decisivo.

Después del plebiscito de salida, para aprobar o rechazar la nueva Constitución, podemos contar los muertos. Líderes de opinión, ciudadanas y ciudadanos atacados sin tregua, vapuleados, sin posible defensa. Esa es la palabra “defensa”. El proceso constitucional se convirtió en un espectáculo cruento y en algunos casos humillante. Los medios de comunicación más poderosos desviaron las energías, deliberadamente, hacia la tarea de desmentir falsedades, en boca de un periodismo vergonzante. Peor aún, los desmentidos fueron elaborados de manera tan confusa que antes de finalizar se desvanecían en la siguiente fake news.

El antiguo marketing político del fascismo demostró su potencia.

Hoy arremete con nuevas energías, abastecidas desde medios capaces de provocar la distorsión de la realidad. Los eslóganes favorecen las sospechas o dudas. Evidencias tan innegables y vivenciadas, como en nuestro caso: las pensiones, el rol de las AFP y los contenidos de una nueva Constitución, quedan en entredicho producto de la reiteración de una amenaza inexistente.

En este sentido nunca está demás recordar la fórmula. La receta es antigua y nace de la propaganda nazi que se corresponde perfectamente a sus principios, dos de ellos usados hasta la saciedad en nuestro país: “Principio de orquestación: La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto, sin fisuras ni dudas”.

“Principio de la exageración y desfiguración: Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave”.

El fenómeno se expande a nivel mundial. Los más poderosos medios de comunicación actuales pasan a asumir tareas, que en otros tiempos hubiesen correspondido al poder militar. Les resulta más eficaz (...)

Artículo completo: 659 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2022
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Ana María Devaud Oberreuter

(Ana ciudadana). Escritora y guionista.

Compartir este artículo