En kioscos: Julio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

A 50 años del golpe en Chile

Cuál es el rol de los sindicatos

A 50 años del golpe militar en Chile, es cada vez menos común hablar de los sindicatos como un espacio de participación fundamental de la sociedad. El surgimiento de otras actorías y la renuncia a la contradicción del capital-trabajo como elemento fundamental de la formación de las organizaciones sociales, explica un poco aquella impresión. Además de que los partidos obreros clásicos, que en Chile se formaron a partir de una estrategia del sindicalismo, han relegado a un segundo y tercer orden su influencia y trabajo político en las organizaciones de trabajadores.

Pero no solo eso cambió. Desde 1973 -incluso desde mucho antes- lo que se viene transformando con una dinámica nunca vista en la historia, es el capital: sus modos de producción, los flujos, su propiedad. Sin lugar a dudas, ello ha impactado en la configuración global de la sociedad y específicamente en las organizaciones obreras o sindicales.

Así, si pensamos en la necesaria revitalización del movimiento sindical y su rol articulador del movimiento social, frente a la crisis de adherencia democrática que enfrentamos y que da lugar al surgimiento de discursos neofascistas entre los trabajadores, es urgente plantearnos cuál es el valor del trabajo en la sociedad actual, cuál es su sentido y qué rol podemos jugar los sindicatos en resolver la crisis democrática que enfrentamos.

En ese mismo sentido, debemos indagar en las propuestas concretas para un Chile que ha transitado, de manera pendular, entre la movilización social callejera - que exigió más derechos y seguridad social - a la necesidad de tener más Carabineros en las calles ante una “crisis de seguridad”. Entonces, para hablar sobre la vigencia del sindicalismo, es fundamental establecer cómo llegamos a este escenario de fragmentación, despolitización e irrelevancia; quiénes fueron los artífices de este escenario, qué rol tenemos hoy y cuáles son nuestras propuestas.

Sin duda, la contradicción capital–trabajo y su relación dialéctica, han sido el motor del desarrollo humano. El trabajo, como espacio y tiempo de desarrollo de la esencia del ser humano, resulta fundamental para la comprensión filosófica y sus sistemas ideológicos.

Los cambios en el “sentido del trabajo” y su importancia en la sociedad, responden a los cambios que ha experimentado el capital, cuya crisis de su estado keynesiano detonó en el surgimiento del neoliberalismo y su sistema ideológico conocido como sociedad del conocimiento - versión cultural e ideológica del neoliberalismo-. De esta forma, entendemos que el lugar secundario en el que ha sido dejado el trabajo, está directamente vinculado con la implementación del proyecto neoliberal.

Es insoslayable la construcción teórica y práctica que existe en la relación del trabajo y las relaciones de producción que se (…)

Artículo completo: 1 438 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2023
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Eric Campos Bonta

Compartir este artículo