En kioscos: Septiembre 2023
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Tras décadas de cometidos los crímenes asoma algo de justicia

La ruptura de un pacto de Silencio

La reapertura del caso de los jóvenes quemados tras 29 años de olvido y la continua lucha por la justicia ha conmocionado a Chile. La ruptura del pacto de silencio que han mantenido las Fuerzas Armadas, es un hecho que evidencia el adiestramiento en los encubrimientos de delitos de lesa humanidad ocurridos en dictadura bajo el mando de Augusto Pinochet.

Las declaraciones del exconscripto Fernando Guzmán, quien formó parte de la patrulla que dejó con graves lesiones a Carmen Gloria Quintana Arancibia y cobró cuatro días después la vida de Rodrigo Rojas De Negri, dieron un vuelco en la investigación y desenmarañó una sucesión de actos y procedimientos propios del Ejército y las Fuerzas Armadas para no asumir la responsabilidad y culpa en las violaciones a los derechos humanos.

Por ello el ministro en Visita, Mario Carroza, ordenó reabrir el proceso que se encontraba sobreseído y que sólo condenó a 300 días de presidio al retirado teniente Pedro Fernández Dittus por no prestar asistencia médica. Durante la investigación que realizaba la Fiscalía Militar, el Ejército ascendió a Fernández Dittus al grado de capitán.

A las declaraciones de Guzmán se sumó el exconscripto Pedro Franco Rivas, quien confirmó que los testimonios prestados en ese entonces fueron parte de un escenario orquestado no sólo por el coronel (r) Julio Castañer, quien dejó sus funciones en el Cuartel General de la V División del Ejército en Punta Arenas el pasado 31 de julio, sino también indica como responsable directo al entonces Vicecomandante en Jefe del Ejército, Santiago Sinclair.

Llama la atención que después de casi 30 años recién estén deteriorándose las redes de mentiras que por tanto tiempo mantuvieron las Fuerzas Armadas de Chile. Es sabido que dentro de estas instituciones la jerarquía de mando es una columna vertebral que no se quiebra aunque la vida dependiese de ello, sin embargo, en el caso de Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas sólo Fernández Dittus fue enjuiciado. Tras años de espera, los oficiales responsables de más alta graduación están siendo parte de una investigación que da esperanzas no sólo a las víctimas y familiares de este caso, sino a todas las personas que sufrieron la fuerza y brutalidad de las FFAA y organismos de inteligencia.

Encubrimientos

Los pactos de silencio quedan al descubierto, y con ello, apuntamos responsabilidad a los mandos más altos. Por ejemplo, nunca se indagó al general Carlos Ojeda Vargas, quien (...)

Artículo completo: 1 285 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de septiembre 2023
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Amanda De Negri

Abogada.

Compartir este artículo