En kioscos: Junio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La ultraderecha es incompatible con la democracia

Dos procesos constitucionales, con sus respectivas elecciones de consejeros constituyentes y refrendados por sendos plebiscitos indicarían que la democracia chilena goza de buena salud. Sin embargo, pese a los ejercicios democráticos y los continuos viajes a las urnas, los sondeos de opinión dicen otra cosa. Si en 2017, un 68% de la población creía que la democracia era preferible a cualquier otra forma de gobierno, este porcentaje ha ido bajando considerablemente hasta llegar a un 46%. En paralelo se ha incrementado el número de personas que ve con buenos ojos la llegada de un gobierno más autoritario (1).

El panorama que dejan las cifras al descubierto es el caldo de cautivo para los populismos de extrema derecha, como ya se ha apreciado en EEUU, Brasil, Hungría, Turquía y Argentina, así como en el ascenso de la ultraderecha en Chile, que por momentos ha logrado hegemonizar al conjunto del campo conservador, en el marco de una disputa que aún está por resolverse. Pero no es una lucha reciente por la hegemonía en la conducción del bloque en su afán de “derrotar a la izquierda” y ganar “la batalla de las ideas”.

En los últimos 50 años la ultraderecha ha tenido momentos de auge y derrotas, pero siempre ha estado presente. Quizás la más potente de las fuerzas reaccionarias ha sido el Frente Nacionalista Patria y Libertad, creado para combatir –con todas las formas de lucha– al gobierno del socialista Salvador Allende. Entre sus fundadores estuvieron el abogado Pablo Rodríguez (que en los años 2000 asumió la defensa del general Augusto Pinochet ante los tribunales que investigaron sus crímenes), Benjamín Matte Guzmán (hijo del poderoso empresario que lidera el grupo económico que lleva su apellido), Jaime Guzmán Errázuriz (luego asesor de Pinochet, supernumerario del Opus Dei y fundador de la Unión Demócrata Independiente, UDI), Michael Townley (agente y sicario de la DINA), León Villarín (empresario camionero), entre otros conspicuos personajes que provenían desde las élites empresariales, políticas y religiosas.

Patria y Libertad consiguió en breve tiempo crecer en sectores juveniles y de barrios altos, así como en el campo, pudo organizar un intento de golpe (…)

Artículo completo: 1 113 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de junio 2024
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Libio Pérez

Editor general de la edición chilena de Le Monde Diplomatique.

Compartir este artículo