En kioscos: Abril 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

26 días que han estremecido Chile: una entrevista a Carmen Hertz. Por Rony Núñez

I.- 10 días que estremecieron al Mundo: La asimetría de un gobierno débil frente a un pueblo en desobediencia civil.

El escritor y periodista John Reed se encontraba en octubre de 1917 en Moscú, presenciando la caída absolutamente impensada de la dictadura zarista. En su ya célebre libro de crónicas “Diez días que estremecieron al Mundo” (publicada en 1919), escribe: “En las relaciones entre un Gobierno débil y un pueblo sublevado, llega siempre un momento en que cualquier acto de las autoridades sólo consigue exasperar a las masas y toda negativa de acción de su parte logra sólo excitar su desprecio.”

Tras la sombra de Reed y la preclaridad de su sentencia, camino por el centro de Santiago, después de una manifestación que, según los medios, incluso los hegemónicos y serviles al modelo, cifran en un millón doscientas mil personas. El sistema pende de un hilo, y los grupos económicos y las elites lo saben. Su presidente empresario, parte del 0,1% más rico del país, ha fracasado estrepitosamente. Es en este contexto que, con tal de mantener el estatus quo que los catapultó a la acumulación de capital y riqueza, no titubearon un segundo, como otrora, en sacar a los militares a las calles. La declaratoria de guerra a un pueblo totalmente indefenso y que se ha manifestado en su inmensa mayoría de manera pacífica, ha significado a la fecha decenas de muertos, denuncias por torturas, agresiones sexuales, pérdidas de globos oculares y otras lesiones producto del uso de armas supuestamente disuasivas, incluso contras menores de edad. La orden desde los salones de la pre cordillera es claro: salvar el sistema neoliberal a como dé lugar, incluso si esto significa la grave violación a los derechos humanos, resurgiendo estremecedores fantasmas de la historia reciente del país, que, varias generaciones sobre todas las nacidas a partir de 1990, creían que sólo eran parte de los libros de historia; aquella misma historia que este gobierno, ha pretendido suprimir de los currículums escolares. Un fulgor desde los intestinos de un ejército y fuerzas policiales que, una vez más, se han dejado manipular al servicio de unos pocos que no estuvieron en una primera y dolorosa etapa de este ya largo estallido social, a ceder un ápice que significara entregar partes de sus prebendas y privilegios.

Doy vuelta la esquina hacia Alameda con Vicuña Mackenna y el panorama es sencillamente dantesco. Los medios de prensa internacionales dan cuenta del grado de represión que, bajo la supuesta premisa de mantener el “orden público”, nuevamente, como en dictadura, aquella que se resiste a dejarnos en paz, vuelve a rememorar uno de los pasajes más oscuros y crueles de nuestra historia reciente, la de torturados y vejadas, por agentes del estado. Los mismos que son cobardemente encubiertos por sus superiores, los cuales, incluso y en forma pública avalan su criminal proceder.

Pienso en Raúl Zurita, y su dolor envuelve las calles vacías, testigos de apaleos y golpizas. De cada acera de este Santiago, rebrotan sus versos que denuncian las nuevas víctimas de esta democracia aún tutelada. La que acalló a Camilo Catrillanca o que cegó los sueños de Gustavo Gatica, aquella que declaman al cielo pidiendo una explicación:

“Ahora Zurita me largó;
ya que de puro verso
y desgarro te pudiste
entrar aquí, en nuestras pesadillas; ¿tú puedes decirme dónde está mi hijo?

A la Paisa
A las Madres de la Plaza de Mayo
A la Agrupación de Familiares de los que no aparecen
A todos los tortura, palomos del amor, países chilenos y asesinos:

Canté, canté de amor, con la cara toda bañada canté de amor y los
muchachos me sonrieron.
Más fuerte canté,
la pasión puse, el sueño, la lágrima.
Canté la canción de los viejos galpones de concreto.
Unos sobre otros decenas de nichos los llenaban.
En cada uno hay un país,
son como niños, están muertos.
Todos yacen allí, países negros, áfrica
y sudacas.
Yo les canté así de amor la pena a los países.
Miles de cruces
llenaban hasta el fin el campo.
Entera su enamorada canté así. Canté el
amor:
Fue el tormento, los golpes y en pedazos
nos rompimos.
Yo alcancé a oírte pero la
luz se iba.
Te busqué entre los destrozados,
hablé contigo. Tus restos me miraron y yo
te abracé.
Todo acabó.
No queda nada. Pero muerta te amo y nos
amamos, aunque esto nadie pueda entenderlo”.

II.- Carmen Hertz: “En Chile existe una grave y masiva vulneración a los Derechos Humanos”

1.- A su juicio como experta en derechos humanos ¿cuál es el nivel de vulneración del estado chileno y los agentes del estado en la actual situación de chile? “Mira… en la actual situación de Chile existe una grave y masiva vulneración a los derechos humanos, así lo ha calificado el Instituto Nacional de Derechos Humanos, órgano que, hasta la fecha, tiene registrado más de cuatro mil detenciones, mil heridos, veinte muertes, casi veinte denuncias por violencia sexual. Se han descrito y denunciado torturas, aplicación de toallas mojadas, colgamiento de presos. Información que nos ha permitido dimensionar la magnitud de las violaciones a los DDHH, como dije, denunciado tanto por el INDH, la Defensoría de la Niñez y otras organizaciones de Derechos Humanos, tales como el consultorio jurídico de la Universidad de Chile, el consultorio jurídico aquí de la Universidad de Valparaíso. A su vez se ha constatado, vulnerando normas básicas del debido proceso, que los abogados han sido impedidos por una parte Carabineros a ingresar a los calabozos mismos a las comisarías, lo cual ha dependido del mero arbitrio del comisario a cargo, pues carabineros se ha dado asimismo la facultad de determinar si pueden o no entregar registros de detenidos, dificultando, de esta manera, dar con una cifra exacta de detenidos y la situación de cada uno de ellos en cuanto a sus estado físico y el grado de vulneración de sus derechos”

2.- ¿Usted tiene la sospecha de que la cifra debiese ser incluso mayor? “Nosotros hemos hecho la exigencia que transparente esa cifra. Por ejemplo en muchos recintos hospitalarios, se ha dificultado la entrega de antecedentes, o sencillamente no se han entregado, en especial aquella información que dice relación con los lesionados que está pidiendo tanto el INDH, así como la Defensoría de la Niñez, para poder determinar el caso de niños, niñas y adolescentes por ejemplo que han sido heridos de los cuales La defensoría tiene registros audiovisuales enviados por particulares. Entonces este contexto en mi opinión, ha caracterizado un proceder, al margen de cualquier marco normativo, es decir ilegal”.

3.- ¿Cuál es su opinión respecto del estado de excepción constitucional de emergencia que decretó en su momento el gobierno? “El estado de emergencia no ha sido tal, sino un estado de sitio enmascarado como lo plantea el profesor Bassa. Nunca los jefes de zona han estado facultados, en este diseño, para decretar los toques de queda y en ese marco donde se han dado la mayor parte de las detenciones ilegales en la calle. Por otro lado, hay un marco normativo internacional que el estado de Chile tiene que respetar, pues en el estado de emergencia que se decretó en su momento, como bien sabemos, solo se podía restringir el derecho a reunión y libertad de movimiento (circulación). Es decir, se han vulnerado aquellos derechos humanos que, ni siquiera bajo un estado de guerra, pueden ser violados, tales como lo son el derecho a la vida y la integridad física. Y esa responsabilidad no sólo es penal respecto específicamente de los autores, sino que configura claramente una responsabilidad política del Presidente de la República. Por este motivo, nosotros hemos cumplido con el deber que tenemos como parlamentarios, de ejercer las herramientas que la constitución, incluso la constitución de Pinochet nos da, que es la acusación constitucional contra el presidente que ejerceremos”.

4.- O sea usted puede confirmar que, aparte, de la acusación constitucional contra Andrés Chadwick, el Presidente Piñera también será objeto de ésta. “Sí, adicionalmente a la acusación constitucional contra Andrés Chadwick (que ya no es ministro del interior), se ejercerá también contra el Presidente de la República, pues es él, en definitiva, el responsable máximo respecto de las graves y masivas violaciones a los Derechos Humanos de que el país ha sido testigo. De esta forma, nosotros quienes presentamos la acusación constitucional que es la bancada del partido comunista, junto a la bancada del partido humanista y públicamente tanto convergencia social como revolución democrática, han señalado que van a suscribir esta acusación constitucional dado que los quórums son altísimos, particularmente en el senado, equivalentes a 2/3 de los senadores, es poco probable o improbable, además de incierto que la acusación vaya a ser acogida (refiriéndose a la acusación contra Piñera) Pero nosotros como bancada del partido comunista hemos impulsado esta acusación no por cálculos políticos ni por cálculos electorales. Para nosotros hay dos cuestiones fundamentales de que debemos hacernos cargos y defender: los millones de personas que se han manifestado a lo lardo del país exigiendo la renuncia Piñera (exigencia que suscribimos plenamente) y el clamor popular por una asamblea constituyente, que impulsaremos desde todos los espacios posibles.”

5.- En este contexto. ¿Cuál es el fundamento jurídico de la Acusación Constitucional contra Piñera? “La causal de la acusación al Presidente de la República es haber vulnerado gravemente y reiteradamente la Constitución y las leyes, donde la decisión política de haber sacado a los militares a las calles, no sólo fue fuera del marco que el propio estado de excepción les autorizaba, sino que y aprovechándose de dicho estado de excepción, se han vulnerado gravemente los Derechos Humanos de Chilenos y Chilenas que se han congregado en las calles a lo largo y ancho del país en forma pacífica, cuestión advertida y denunciada desde el primer día de toque de queda por organismos de Derechos Humanos. Y, a pesar de la rotunda evidencia en contra del criminal proceder de las fuerzas armadas y carabineros, el gobierno y Piñera, no sólo han justificado en distintas instancias nacionales e internacionales el proceder de las fuerzas represivas, sino que han negado insólitamente la ocurrencia de éstas graves y masivas violaciones a los derechos de las personas. Desde este punto de vista, la responsabilidad política se configura plenamente”.

6.- ¿Qué opinión le merece la visita y resultado de la delegación enviada a Chile por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle Bachelet? “La petición de enviar observadores por parte de la alta comisionada de las Naciones Unidas fue, en primer lugar, formulada por 47 parlamentarios de oposición, con el respaldo de la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de la Cámara de Diputados. A ésta iniciativa adicionalmente, pedimos una medida cautelar que contempla el reglamento de la Comisión Interamericana y que tiene que ver con grupos en general o con personas o grupos determinados. Nosotros determinamos grupos adscritos a una ubicación geográfica, en este caso las regiones donde se decretaron en su momento estados de emergencia y donde hubo heridos y muertes. Porque tú tienes que determinarlo, ya sea porque es una etnia, ya sea porque es un pueblo, ya sea porque están ubicados en un lugar determinado. Esta exigencia del reglamento de la Comisión fue la que sustentó esta medida cautelar, la cual se sumó a una declaración emitida por la Corte Interamericana que manifestó su gran preocupación por los hechos que estaban ocurriendo en Chile, iniciativa a la que también, por ejemplo, se sumaron un grupo de eurodiputados, en la misma línea, solicitando se debata en la eurocamara la posibilidad de que los países de la unión europea no concurran a la COP 25 (iniciativa después cancelada por Piñera al igual que APEC)”.

7.- ¿Cuál es su proyección política de cara a este cambio de ciclo político?. “Mira yo vuelvo a insistir que en un sentido el clamor ciudadano tiene dos puntos claros: “el renuncia Piñera” y “asamblea constituyente”. Es decir el momento constituyente y la renuncia de Piñera son las cosas que la ciudadanía exige como puntos de partida y es la asamblea constituyente, en definitiva, la herramienta que termine enterrar definitivamente la constitución de Pinochet, la cual ha avalado y permitido todos los abusos e instalado un sistema político y un modelo de desarrollo que ha llevado a que nosotros estemos entre los países más desiguales del mundo. Es por este motivo que hoy en día hay un acuerdo tanto en el senado como en la cámara de diputados, respecto de los proyectos que buscan terminar con la actual constitución y establecer como mecanismo el de asamblea constituyente, porque es el único mecanismo de participación real de la gente, para que sea el pueblo el que se encomiende la labor de redactar una nueva constitución, plenamente legitimidada desde su origen”.

Por Rony Núñez Mesquida, Escritor, autor de “Testigo Presencial”

Compartir este artículo /