Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- La estrategia de Sheherazade
- GUATEMALA: La oportunidad de construir el Estado
- ADN, del archivo al diagnóstico

- Sumario completo diciembre de 2007





Sobre el autor

Janette Habel
Universitaria, Instituto de Estudios Superiores de América Latina (IHEAL), París
plus...



Página de inicio >> Diciembre de 2007

El patio trasero se emancipa
América Latina Desafía a Estados Unidos

por  Janette Habel

Desde fines de la década del ’90 Washington ha sufrido varios reveses en América Latina. Fracasado el ALCA, proyecto de mercado desde Alaska a Tierra del Fuego, ha surgido una alianza energética Venezuela-Bolivia-Argentina, un Banco del Sur, opuesto al FMI y al Banco Mundial, la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), el esbozo de un “socialismo del siglo XXI” en Caracas, La Paz y Quito. Washington trata de frenar esta emancipación promoviendo tratados de libre comercio, legitimando un “derecho de injerencia democrático” y fortaleciendo la cooperación militar en nombre de la guerra contra el terrorismo y el narcotráfico, en defensa de la democracia de mercado.

“América Latina es un continente perdido”, afirmó Moisés Naim, director de la revista Foreign Policy. Aunque menos categórico, el presidente del Inter-American Dialogue, Peter Hakim, expresa la misma inquietud cuando se pregunta: “¿Washington no está perdiendo a América Latina?”. En la última década, Estados Unidos sufrió numerosos reveses en esa región del mundo. El rechazo a las políticas neoliberales llevó al poder a coaliciones de izquierda, radicalizadas o moderadas, que indicaron en diferentes grados su independencia. En abril de 2002 fracasó el golpe de Estado contra el presidente venezolano Hugo Chávez. A partir de entonces, la fuerza del movimiento indígena fue considerada de tal envergadura, que el Departamento de Estado hizo a un lado la idea de interrumpir en Bolivia el proceso electoral que llevó al poder a Evo Morales. A pesar de las múltiples presiones ejercidas, Estados Unidos no pudo tampoco evitar la elección de Daniel Ortega en Nicaragua, ni de Rafael Correa en Ecuador. ¿Había entonces que intervenir de una manera más enérgica? El fracaso de la expedición iraquí hace poco probable, al menos por un tiempo, un compromiso militar en otro frente...

Texto completo en la edición impresa de diciembre de 2007.
En venta en quioscos, librerías,
y en la librería de Le Monde Diplomatique:
San Antonio 434 local 14, Santiago.
Teléfono: (2) 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

También puede adquirirlo directamente por internet:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.