Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- El gobierno custodio de la democracia vigilada y un pueblo que protesta. Por Alex Ibarra
- La defensa de la filosofía como lucha por una democratización epistemológica de los saberes: más de una década de disputas. Por Braulio Rojas Castro*
- ¿Para qué volver a clases a una escuela que no educa? Por Humberto Palma

- Sumario completo



Página de inicio

Calentamiento Global: El acuerdo de Paris es decepcionante. Por Patricio Guzmán S.

El acuerdo sobre el Cambio Climático Global (COP21) de Paris, en el que participaron 195 países, ha sido presentado como una gran victoria medioambientalista, un "cambio de juego" según el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon. El texto aprobado describe al Cambio Climático como "una amenaza apremiante y con efectos potencialmente irreversibles". Señala además "con grave preocupación" que los compromisos de todos los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, están lejos de ser los necesarios para impedir que se agrave el Calentamiento Global.

En general los medios de comunicación se hicieron eco de los discursos triunfalistas tras la aprobación del acuerdo. La Jornada de México dice en su titular que "El mundo alcanzó un histórico acuerdo contra el calentamiento global” [1], en el encabezado del The New York Times se lee “Las Naciones aprueban un acuerdo sobre cambio climático que es un hito en París” [2], el británico, The Guardian más triunfalista indicaba “El acuerdo del cambio climático en Paris: el más grande éxito mundial” [3].

Durante 25 años sucesivas conferencias, discusiones e intercambios han fracasado en acordar soluciones y metas para hacer frente a una situación medioambiental cada vez peor. Es el fracaso de los gobiernos nacionales y de la burocracia de las instituciones internacionales, pero sobre todo la consecuencia de la negativa de los grandes conglomerados financiero – económicos a aceptar incrementos de costos, y la reducción de sus ganancias. Todo esto se aceleró desde la victoria de las contra reformas neoliberales y desreguladoras.

¿Pero, es cierto como dijeron los grandes medios que ahora si se tomaron los acuerdos necesarios?

El acuerdo tiene carácter vinculante, es decir al menos en el papel los países firmantes están obligados a cumplir los compromisos, lo que incluye a China y Estados Unidos que son los mayores emisores de gases invernadero en el planeta, pero está muy lejos de ser un gran éxito mundial.

Se acordó mantener el calentamiento. En primer lugar lo que se acordó en París es mantener el aumento del calentamiento global, pero en un límite de 2 grados. Cuando lo que necesita con urgencia la Tierra, es detener el aumento de la temperatura del globo, que ya está teniendo consecuencias catastróficas, en las que los más afectados son las poblaciones más pobres y los ecosistemas vulnerables. Un aumento adicional de dos grados de temperatura probablemente provocará un aumento de los niveles de los océanos e incluso la desaparición bajo las olas de territorios insulares, como el micro-estado de Vanuatú en el Pacífico, y sus 10.000 habitantes que se quedarán sin país donde vivir.

A las horas emergió la oposición abierta a aplicar el acuerdo. El principal freno a la implementación de estos acuerdos limitados son los grandes empresarios. El periódico británico The Financial Times tituló hace dos días un artículo “Emergen obstáculos al clima en horas. Políticos y grandes empresarios bajan el impacto de los acuerdos de Paris”. Las grandes empresas y muchos políticos que representan sus intereses inmediatamente han reaccionado para oponerse abiertamente a los acuerdos. En Estados Unidos el senador republicano Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Congreso, anunció su oposición al acuerdo. Sostuvo que se trata de “una oferta inalcanzable, basada en un plan nacional de energía probablemente ilegal, que la mitad de los estados han presentado una demanda para detenerlo, y que el congreso ya ha votado su rechazo”. El Senador sostuvo: “Este acuerdo no es vinculante para el Congreso de ninguna manera, y nosotros continuaremos focalizándonos en una política energética que promueva la abundancia de recursos naturales de América”.[4]

Es importante entender que nuestro planeta es un complejo sistema vivo [5], del cual somos habitantes y parte integrante los seres humanos, nuestras acciones –como la irresponsable liberación masiva a la atmosfera de gases que producen un efecto invernadero sobre el conjunto del globo – actúan como catalizador sobre procesos naturales como los ciclos de glaciación y calentamiento global.

Hay que desechar las ideas positivistas que están en la base de la persecución sin fin del crecimiento.

La idea que la naturaleza es un elemento ajeno a nosotros a la que hay que conquistar, producir y arrancar sus frutos, propia del siglo XIX es nociva.

En un planeta con recursos finitos el crecimiento ilimitado es una quimera absurda. Igualmente sin sentido es la carrera del consumo, del despilfarro y el endeudamiento, que ha llegado a la cumbre con la financiarización y la globalización neo liberal.

El crecimiento económico no es necesariamente sinónimo de aumento del bienestar. Toda producción de bienes y servicios produce desechos, externalidades negativas. Incluso los procesos de limpieza de la contaminación producen sus propias externalidades negativas.

El mercado desregulado y la autorregulación de las empresas ha demostrado que no puede hacer frente a los desafíos del calentamiento global, y en general de la contaminación creciente, es necesario introducir la planificación, participativa y democrática de manera horizontal, para garantizar el bienestar, e impulsar un cambio radical de los procesos de producción y patrones de consumo. Estamos frente a la necesidad global de un cambio de paradigmas. Una transformación social, productiva y cultural, es necesaria si queremos evitar la catástrofe y la barbarie.

Un ejemplo entre tantos de la necesidad de planificar, es la conservación de los bosques, es señalado por National Geographic: “La solución más viable [para evitar la deforestación] sería gestionar los recursos vegetales cuidadosamente mediante la eliminación de los despejes agrícolas para asegurar que los entornos forestales permanecen intactos. La tala que se realice debe hacerse de forma balanceada mediante la plantación de suficiente árboles jóvenes que sustituyan a los más viejos en todos los bosques y selvas.” (http://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/calentamiento-global/deforestation-overview)

El uso y el abuso del petróleo, el gas natural y en general de los hidrocarburos, presentes en la producción de energía, los materiales de construcción, los asfaltos, los plásticos, los cosméticos e incluso en la alimentación, son una causa principal de la contaminación generalizada.

Como todo ser vivo el planeta y sus ecosistemas necesitan periodos de descanso y reparación. La naturaleza tiene capacidad de auto sanación pero necesita tiempo, y colaboración consciente de parte de los seres humanos, pero nuestra civilización empresarial que apuesta por el mayor lucro en el menor plazo, ha ido introduciendo progresivamente explotaciones continúas, y mega concentradas para aprovechar las economías de escala. Estas empresas gracias a la tecnología pueden sobrepasar los ciclos naturales, incluso en la agricultura.

Probablemente de todos los efectos nocivos de las contaminaciones ambientales, el más grave es el calentamiento global, catalizado por los gases invernadero liberados a la atmosfera. Los principales agentes contaminantes que actúan como gases invernadero y son responsables de la aceleración del calentamiento global, son el bióxido de carbono (generados por las plantas de generación de energía a base de carbón), el dióxido de carbono CO2 (emitidos por los automóviles), y gas metano y óxido nitroso (emitidos por las reses) [6]

La pérdida de masas arbóreas como consecuencia de la deforestación es trágica porque desempeñan un papel muy importante al absorber gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global. Con menos bosques aumenta la cantidad de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera, con lo que se acelera el cambio climático global y también la erosión de los suelos, y los procesos de desertificación, con un enorme daño a los ecosistemas. Cada año se pierden bosques del tamaño de estados enteros, y algunos cálculos apuntan que dentro de un siglo podrían dejar de existir las selvas tropicales y los bosques pluviales.

La degradación del medio ambiente y el calentamiento global están provocando situaciones de deterioro masivo de la calidad de vida, y en algunos casos de catástrofes humanitarias y para otras especies. Otras especies que finalmente están conectadas con la nuestra en una compleja y sutil red de la vida en el planeta, como ocurre en el caso de las criaturas marinas amenazadas por la acidificación de los océanos que están en la base de la cadena alimenticia. La disminución de las fuentes de agua dulce y la desertificación, provocará dificultades en la producción agrícola, alzas de precios de alimentos de primera necesidad, y hambrunas a los más pobres. En el mundo hay un tercio de habitantes malnutridos y con poco acceso al agua, y otro tercio con problemas de sobrepeso, y obesidad con los problemas médicos que ello acarrea. En el mundo actual no se puede disociar el sistema económico de la degradación del medioambiente. A su turno, los problemas medioambientales tienen efectos sobre la economía y la disminución del bienestar.

Algunas consecuencias del calentamiento Global [7] Es decir del aumento de las temperaturas en el mundo.

Sequías, erosión e incendios forestales. El calentamiento global acelera la erosión, como la desertificación, la deforestación y la pérdida de la biodiversidad.

Tormentas más intensas y huracanes más peligrosos y poderosos. El aumento de las temperaturas puede aumentar la frecuencia de las tormentas, los ataques de relámpagos a veces mortales y de las tormentas eléctricas. Las aguas más calientes en los océanos añade más energía a las tormentas tropicales, haciendo estas más destructivas e intensas.

Olas de calor y propagación de enfermedades. Los niños y ancianos pueden ser especialmente vulnerables a los efectos de las altas temperaturas y su salud está en riesgo cuando las temperaturas se elevan. Las olas de calor provocan mega incendios de los bosques, que se unen a otras razones que explican la deforestación.

Derretimiento de los glaciares. Los glaciares son un reservorio principal de las fuentes de agua fresca en todo el mundo. Debido al calentamiento global, estas grandes acumulaciones de hielo se están derritiendo.

Aumento del nivel del mar. El volumen que contienen todas las masas de hielo existentes en el planeta podría provocar que el nivel del mar subiera de 60 a 70 m. El aumento en los niveles del mar producirá inundaciones costeras. Cambian los ecosistemas y mueren especies. Los seres humanos alteran el equilibrio de la naturaleza y de los ecosistemas cuando matan especies silvestres, destruyen selvas y bosques, contaminan los mares y arrojan desperdicios a los ríos y alteran el medio ambiente

Acidificación de los océanos. Entre un cuarto y la mitad de los gases liberados a la atmosfera es absorbido por los océanos del mundo, como resultado el nivel de PH baja, es decir el océano se acidifica. “La acidez de las aguas superficiales globales ha aumentado un 30% solamente en los últimos 200 años. Se prevé que esta tasa de acidificación se acelere de aquí a final de siglo produciendo un impacto potencialmente catastrófico en ecosistemas marinos.” [8]

Enfermedades y plagas. Enfrentaremos plagas y más enfermedades transmitidas por mosquitos, otros insectos y patógenos que se desarrollan más en climas calurosos.

Notas:

[1] La Jornada, México. 12 diciembre de 2015. El mundo alcanzó un histórico acuerdo contra el calentamiento global. http://lajornadaweb.com.ar/index.php/2015/12/12/el-mundo-alcanzo-un-historico-acuerdo-contra-el-calentamiento-global/

[2] The New York. 12 diciembre de 2015. “Nations Approve Landmark Climate Accord in Paris”. http://www.nytimes.com/2015/12/13/world/europe/climate-change-accord-paris.html?_r=0

[3] The Guardian. 14 Diciembre de 2015. Paris climate change agreement: the world’s greatest sucess.

[4] The Financial Times. 13 de diciembre de 2015 . Pilita Clarck y Demetri Sevastopulo. COP21: Climate Obstacles emerge within hours.

[5] J.E. Lovelock. Gaia Una Nueva Visión de la Vida Sobre la Tierra. https://docs.google.com/document/d/1MW_6s13xIV6-m9Bu0-W32HZYYdwg9ck1eMUVs052_xs/preview?pli=1

[6] El oxido nitroso es mucho más dañino que el CO2. Cada gramo de óxido nitroso hace tanto daño como 296 de CO2. En países desarrollados, donde se las cría de manera industrial y se las alimenta con maíz y soja en lugar de pasto, las vacas son una seria amenaza al medio ambiente.

[7] La Nación, Argentina. 18 de agosto de 2012. Las vacas son serias responsables del cambio climático http://www.lanacion.com.ar/1500544-las-vacas-serias-responsables-del-cambio-climatco. Un Blog Verde. 9 de junio de 2008. 8 Consecuencias del Calentamiento Global. http://www.dforceblog.com/2008/06/09/8-consecuencias-del-calentamiento-global/

[8] Skeptical Science: La acidificación de los océanos: gemela malvada del calentamiento global. https://www.skepticalscience.com/translation.php?a=243&l=4

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.