Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Recuperemos la universidad para la nación. Por Cesar Cerda
- El MIR y el Mirismo a 50 años de su fundación; la prolongación de una memoria que penetró en el tejido social y político de la Nación. Por Marco Silva
- Manifiesto del Colectivo de Escritores Deportivos Independientes

- Sumario completo



Página de inicio

Campaña Global por el Retorno a Palestina

Primer Congreso América Latina

DECLARACIÓN

Más de 50 delegados de 15 países de toda América Latina y representantes de Neturei Karta Internacional y otras instituciones afines, en el marco del Primer Congreso de la Campaña Global por el retorno a Palestina, realizado en Caracas, Venezuela, entre el 15 al 17 de abril del año 2015 declaramos lo siguiente:

1. Ratificamos el derecho inalienable e imprescriptible de todos los refugiados palestinos a retornar a sus tierras y propiedades y ser indemnizados por los daños derivados de la ocupación sionista desde 1948 a la fecha. Tratándose de un derecho irrenunciable que no puede ser reemplazado por compensaciones de carácter material o reasentamientos de ninguna especie. Exigimos el cumplimiento de la resolución 194 de la Organización de las Naciones Unidas al respecto.

2. Consideramos al Imperialismo norteamericano, al sionismo y a los regímenes reaccionarios como los enemigos del pueblo palestino y de sus derechos nacionales e históricos.

3. Consideramos al sionismo como una ideología y un movimiento de carácter racista y reaccionario. Nuestra lucha es contra dicha ideología y sus consecuencias y en ningún caso lo confundimos con el judaísmo.

4. Repudiamos las agresiones del imperialismo y su instrumento militar la OTAN, que, con la complicidad de los regímenes reaccionarios de la región, atentan con la integridad, la autodeterminación y la soberanía de los pueblos árabes. Junto con ello, consideramos que la entrada en escena del Estado Islámico, que aglutina fuerzas mercenarias y reaccionarias, implica un desconocimiento de la legalidad internacional, de los intereses nacionales, los derechos humanos y de integridad territorial de los pueblos árabes y va en contra de los intereses del pueblo palestino ya que actúa en función de los intereses hegemónicos del Estado sionista.

5. En el marco del gran proyecto histórico por la unidad e integración de la patria grande, saludamos la consolidación de nuevos organismos multilaterales de cooperación en América Latina tales como la Alianza Bolivariana de los Pueblos -ALBA-, LA Unión de Naciones del Sur -UNASUR- y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños -CELAC-. En el mismo sentido, apoyamos la demanda del pueblo puertorriqueño por su autodeterminación, la reivindicación argentina sobre las Islas Malvinas, la exigencia del pueblo cubano por la recuperación del territorio de la base naval de Guantánamo ilegalmente ocupado por Estados Unidos, y los esfuerzos del gobierno y pueblo de Bolivia por alcanzar una salida al mar con soberanía a través del diálogo con la República de Chile y apoyamos el dialogo para solucionar pacíficamente el conflicto de Colombia.

6. Acordamos impulsar un organismo continental de los parlamentarios en solidaridad con la lucha del pueblo palestino.

7. Las delegaciones aquí presentes expresamos nuestro público agradecimiento al gobierno y al pueblo venezolano por la hospitalidad ofrecida y el apoyo para la realización de este evento. Subrayamos el aporte histórico de la revolución bolivariana que, bajo la conducción del Presidente Hugo Chávez Frías, abrió el cauce para un nuevo ciclo de luchas democráticas en América Latina. Por lo mismo repudiamos la Declaración del Gobierno de Estados Unidos que califica a Venezuela como una amenaza, y llama a todos los pueblos del continente a cerrar filas en defensa de la soberanía, la democracia e integridad territorial de la República Bolivariana de Venezuela.

Venezuela - 2015

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.