Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- OPECH: Reducir lo público a la gestión es matar a la Educación Pública: sobre el proyecto de ley que crea el sistema de educación pública
- Arquitectura mediática y Derechos Humanos: Memoria. Por Miguel Ángel Soto Sandoval.
- Las caras de la tecnología o la narcoeconomía. Por Alicia Gariazzo

- Sumario completo



Página de inicio

Concertación y Alianza por Chile, en vergonzosa complicidad destinan nuestras principales riquezas pesqueras a la alimentación animal.

Los chilenos somos dueños del segundo mayor stock de Omega-3 de origen marino del planeta, un recurso estratégico ya que los humanos no podemos sintetizar los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3, y por este motivo son considerados esenciales –se llaman ‘esenciales’ porque el organismo no los fabrica y debe obtenerlos a través de la dieta -, su consumo es imprescindible durante toda nuestra vida, pero más vital en los primeros años de nuestros hijos ya que su ingesta posibilita un mayor desarrollo de la retina, el cerebro, y de inteligencia; el omega-3 que está contenido en nuestros pescados azules: Sardina Común, Sardina Austral, Anchoas y Jurel, corresponden a nuestras pesquerías de mayor abundancia, los que además contienen cerca de un 20% de su peso en proteínas, de alto valor biológico.

Esta RIQUEZA PAIS de bajísimo precio en un país donde dos de cada tres chilenos no tienen acceso al consumo de PROTEINAS Y OMEGA-3, nuestros dos conglomerados políticos la han entregado a las SIETE FAMILIAS que controlan el Sector Pesquero, para que LA DESTINEN A SUS MEGA INDUSTRIAS DE HARINA Y ACEITE DE PESCADO PARA LA ALIMENTACION ANIMAL de cerdos, pollos y salmones, y de conservas de jurel para la exportación, POR SOBRE EL DERECHO DE LAS FAMILIAS DE CHILE AL ACCESO AL OMEGA-3 y PROTEINAS CONTENIDO EN ELLOS, agregando a nuestro odioso Modelo de Desigualdad, el impedirnos el acceso a una Alimentación Saludable, por ello cabe a los Diputados y Senadores la responsabilidad máxima por la mantención de esta política discriminatoria, inconstitucional e ilegal del Ministerio de Economía-Subpesca, que la Ley Longueira pretende extender a perpetuidad.

Las 7 Familias que lucran con esta riqueza de todos los chilenos, amparadas por los dos conglomerados políticos, desde hace un tiempo a esta parte, reviven los principios de una de las campañas más agresivas que conozca nuestro país, y que les resultó exitosa a quienes la emprendieron: La Papelera NO !! , la presente tiene como objetivo mantener el actual Monopolio de Privilegio a perpetuidad, por ello se sostiene en una millonaria inversión desplegada por los medios de comunicación y en varios frentes, que cuenta con destacados cerebros pensantes, que han sembrado una campaña del terror que incluye levantar una burda bandera de reivindicación nacionalista tipo Venezuela, - el fin justifica los medios – a la que agregan la amenaza de cerrar sus fábricas, independiente que pagan movilizaciones sociales con participación de actores políticos que incitan a “ defender el empleo que estaría amenazado si se licitan las cuotas pesqueras ya que quedarían en manos de empresas extranjeras”, apostando a que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad, ya que para nadie es desconocido que las 7 familias, todas ellas están asociadas al capitalismo global y al capital extranjero en la explotación de nuestras riquezas naturales, sin dejar de mencionar que todos sus negocios están destinados a los mercados de exportación.

Durante la última década con todas las cuotas en sus manos, las que incluyen el total de las capturadas en las 5 Millas por los semi industriales - que representan a menos del 2% de la Pesca Artesanal - y sin amenaza de licitación alguna, son responsables de la reducción del empleo a menos de la mitad como resultado de sus decisiones de concentración económica por la vía de las megafusiones empresariales a las que arrastraron a sus fábricas dedicadas a la alimentación animal, a la que agregaron una pesquería irresponsable que no tuvo en consideración la sustentabilidad de las mismas y que ha llevado a la extinción a especies como el Jurel, anchoveta y Sardina Austral.

Por décadas nunca les ha importado dejar sin acceso al consumo de pescados frescos ricos en Omega-3 y de bajísimo precio a los hogares de nuestro país, por los que pagan un precio vergonzoso que no alcanza los 100 pesos el kilo en el caso de la Sardina Común, Sardina Austral y Anchoas, y 250 pesos en el caso del Jurel, por recursos que nos pertenecen a todos los chilenos, por ello no es casualidad que hayan agregado a su campaña de tergiversación y mentiras que el problema del consumo de pescado en Chile es un problema cultural de los chilenos aunque es un hecho indesmentible que los mismos no están disponibles en su calidad de pescados frescos aptos para el consumo humano a ningún precio, siendo este el problema de fondo y el que no tiene justificación racional alguna.

La Fiscalía Nacional Económica y el Tribunal de la Libre Competencia, a pesar de toda la evidencia de la colusión existente en estas pesquerías, siguen sosteniendo que en la actual explotación de nuestra Riqueza País de Proteínas y Omega-3 Marino, con la que lucran las Siete Familias no se estaría vulnerando nuestro sistema de libre competencia que dice regir en Chile. La evidencia es aplastante en constatar lo contrario, ya que al no existir un Sistema de Subasta de Pesca Fresca donde poder comprar Sardina Común, Sardina Austral, Anchoas y Jurel, las cientos de miles de mujeres de Chile que sostienen a sus familias con salarios precarios – para una mayoría, estos no alcanzan los 200 mil pesos- se les sigue impidiendo el acceso al consumo directo de pescados de bajo precio para ellas y sus hijos.

La misma discriminación que cuestiona de fondo la existencia de la libre competencia en Chile, la hemos enfrentado las Pymes, ya que a pesar que a nadie le cabe duda en Chile que somos el sector que genera lejos más empleo que la gran empresa, se nos ha impedido el acceso a comprar y procesar Sardina Común, Sardina Austral, Anchoas y Jurel que son nuestra principal RIQUEZA PAIS, por la colusión puesta en acción por las 7 familias y amparada por las autoridades del Ministerio de Economía-Subpesca, quienes no han dudado en instrumentalizar a la propia Subpesca y al IFOP, y usar todo el poder del Estado durante años para impedirnos el acceso a la compra de estos pescados y hacer fracasar nuestros emprendimientos sostenidos en la innovación, destinados al desarrollo de productos ricos en Omega-3 y Proteínas para el consumo de las familias chilenas, lo que contrasta con lo que le ocurre a las Pymes en la Comunidad Económica Europea quienes con menos de un décimo de la captura de Chile, generan el triple del empleo que nuestro país, con más de un centenar de pequeñas empresas, con los que consiguen que el 21% del consumo de proteínas de su población sean de origen marino. Las 7 Familias son incapaces de funcionar en un sistema de Libre Competencia por ello necesitan de las prebendas de un Ministro Longueira que les consiga este Monopolio de Privilegio a perpetuidad, el mismo ya logró que en la Comisión Pesca se rechazaran las indicaciones de Subastas de Pesca Fresca, Licitación y limitar los periodo de licencias pesqueras de la actual Ley que se discute en el Congreso, lo que permitirá mantener a perpetuidad que las Familias Chilenas sigan sin tener la alternativa de poder Elegir Vivir Sanos.

Llamamos a las familias chilenas y a los movimientos ciudadanos a exigir al Ministro Longueira, EL ACCESO AL CONSUMO DE PROTEINAS DE ORIGEN MARINO DE LA FAMILIA CHILENA POR SOBRE LOS NEGOCIOS DE LA ALIMENTACION ANIMAL, y con ello, a la compra de Sardina Común, Sardina Austral, Anchoas y Jurel, a través de Subastas de Pesca Fresca con el fin de respetar el derecho al consumo de estos peces de bajísimo precio. Exigir al Presidente de la República, Diputados y Senadores que se promueva una Ley que provea de recursos públicos a un Fondo para la Innovación Pesquera con autonomía de la Subpesca equivalentes al Fondo para la Innovación Agrícola (FIA ), orientadas a REVOLUCIONAR la explotación de nuestra RIQUEZA PAÍS de peces de bajísimo precio para el abastecimiento de Proteínas de origen Marino y Omega-3 a las Familias de Chile, a través de un potente fomento de las iniciativas innovadoras de las Pymes y de la Pesca Artesanal de Pequeña Escala apoyados en los Centros de Ciencia y Tecnología de nuestras Universidades.

SALAZONES Y AHUMADOS PATAGONIA S. A. - Sardinas y Anchoas para el Consumo Humano -. PYMEPES ( PLANTAS PYMES PESQUERAS CONSUMO HUMANO VIII Y X REGION ). Comité Defensa del Consumo de la Familia Chilena de Sardina Común, Sardina Austral, Anchoas y Jurel.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.