Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- El éxodo que vacía los Balcanes
- Trabajo cada vez más precarizado
- Retorno al jardín del Edén

- Sumario completo agosto de 2018





Sobre el autor

Jean-Arnault Dérens
Periodista.
plus...



Página de inicio >> Agosto de 2018

La influencia de Tito y los No Alineados
Cuando Yugoslavia apoyaba las luchas anticoloniales

por  Jean-Arnault Dérens

Ciertas imágenes pueden despertar la nostalgia de un tiempo pasado: las de los dirigentes del Movimiento de Países No Alineados tratando de sentar las bases de un nuevo orden mundial, o incluso las del mariscal Josip Broz Tito (1892-1980), presidente de la República Socialista Federativa de Yugoslavia (RSFY), en su uniforme blanco de desfile, recibiendo en su residencia veraniega de la Isla de Brioni, al norte del Mar Adriático, a los líderes de los países recién descolonizados o de los movimientos de liberación de África y Asia.

Para Yugoslavia, marginada de un bloque socialista estrechamente controlado por Moscú tras la ruptura de 1948, el apoyo a las luchas anticoloniales fue un medio para imponer su presencia en la escena internacional y para jugar en las grandes ligas. Mientras la Unión Soviética y el Partido Comunista Francés consideraban con gran recelo los atentados del 1° de noviembre de 1954 en Argelia, que marcaron el comienzo de la guerra de independencia, la delegación yugoslava fue la primera en llevar la voz del Frente de Liberación Nacional (FLN) al recinto de las Naciones Unidas...

Texto completo en la edición impresa del mes de AGOSTO 2018
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.