Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Un aporte a la cumbre del pueblo mapuche. Regionalismo y pueblos originarios. Por Nelson Aquiles Soto e Hilda Cerda
- Nuevas notas para un diálogo político. Por Carlos Sandoval
- Sobre la navidad. por Pbro. Eugenio Pizarro Poblete+

- Sumario completo



Página de inicio

Delincuencia infanto juvenil: entre la miopía de la política pública y agudización de los valores del modelo económico. Por Marco Silva

Con nostalgia al equipo PLAE Lacustre, CIEM Villarrica.

Durante los últimos diez años, se ha venido marcando una clara tendencia en los medio de opinión pública, comunicación, estadísticas de universidades, dispositivos policiales y judiciales, referida a la participación de población en edad infanto juvenil en actividades delictivas y en la generación de mayor importación de violencia en la comisión y reproducción de estas prácticas. La delincuencia como fenómeno propio de procesos de desadaptación e inadaptación social (Valverde, 1996) va configurando un entramado de alta complejidad para quienes trabajamos en los diferentes dispositivos que pretenden su interrupción, neutralización y posterior reinserción. Una de las principales dificultades detectadas, es la ambivalencia desde la que se materializa la concepción que da origen a la política pública.

La construcción de sectorizaciones que desde la política pública intentan mitigar, neutralizar y reducir las reincidencias en las trayectorias delictivas en niños niñas y adolescentes, no logran observar que estos esfuerzos técnicos, humanos y logísticos, carecen de total sentido, mientras en lo macrosocial y en lo cultural, la política pública no problematice, sancione ni cuestione todas aquellas actividades teñidas por los valores propios del modelo económico hegemónico agudizado por los gobiernos transicionales y que se ha instalado en el ADN de la identidad nacional: la competencia, el lucro y la codicia.

Nuestra sociedad se sorprende con la violencia de los niños, niñas y adolescentes que asolan en portonazos en el barrio alto de Santiago o delinquen cotidianamente en calles, supermercados y centros comerciales. Sin embargo no se detiene a observar la señal que todas las estructuras sociales del Chile de hoy transmiten transversalmente a quienes se encuentran en situación infanto adolescente de conflicto con la ley. Esta señal es determinada por la idea (representación) de que “ganar” es lo realmente relevante. No importando los medios para la obtención de los fines.

Es así como el mundo económico y sus actores se ven en directa práctica contranormativa en las ya cotidianas colusiones en diferentes servicios y empresas. Las instituciones de orden y seguridad hacen lo propio en el milico-gate, para que hablar de la clase política y el financiamiento trucho de las campañas, finalizando con Dávalos y el tráfico de influencias en medio de una familia presidencial que aposto por un gobierno de igualdad. Lo desadaptativo, lo delictivo, el abuso y la ausencia de sentidos de alteridad, no solo es patrimonio de nuestros niños, niñas y adolescentes infractores de ley. Es el conjunto de nuestra sociedad la que ha sido capturada por la generación de sentidos donde lo delictivo es camino legítimo para la generación de la máxima del desarrollo: la riqueza.

La radiografía país, nos ha venido develando desde hace aproximadamente cinco años que la organización social, política y económica del Chile Neoliberal, tolera el abuso y el delito como medio de generación de riqueza. El foco de la intervención por tanto debe re-dirigir también su mirada necesariamente a las formas de organización social y comunitaria que se han venido consolidando a partir de la transición y la consolidación del neoliberalismo como vector de la construcción nacional. La suplantación de los valores de alteridad, solidaridad y bien común, han sido desterrados por un conjunto de valores asociados a la competencia, el lucro y la codicia, los se han situado en el núcleo de la cultura nacional.

Desde la perspectiva descrita la violencia y la delincuencia de los jóvenes infractores de ley es un producto más las prácticas sociales determinadas por el diseño económico validado por la clase política en su conjunto los últimos treinta años, pues seguimos sosteniendo que los modos de producción determinan formas de vida, siendo la presente radiografía la máxima de sus constataciones empíricas. Pese a ello resulta fundamental en el actual estado de desarrollo del fenómeno de la delincuencia infanto juvenil, comprender que la organización de procesos adaptativos en población infanto adolescente excluida y periférica que reproduce delincuencia, es una complejidad que requiere distinciones de orden técnico-político al interior del fenómeno. En este contexto se reconocen los avances que desde el campo teórico y empírico se han desarrollado en el país para el abordaje del fenómeno, particularmente el desarrollo de la Universidad de la Frontera de Temuco, quienes liderados desde el Dpto. de Psicología por los doctores Ricardo Pérez Luco y Alba Zambrano han aportado al país un modelo de intervención (MMIDA) de alta pertinencia para el trabajo con delincuencia infanto adolescente y que ha integrando las perspectivas de experiencias canadienses, norteamericanas y españolas. Logrando compatibilizar los fenómenos de orden comunitario y cultural con la delimitación de estructuras de funcionamiento delictivo en jóvenes infractores de ley y estableciendo categorías de alta pertinencia técnica para una matriz de trabajo diferenciado que se hace cargo de los funcionamientos delictivos de los jóvenes en directa duración con las condiciones sociales de producción de estas practicas. (Silva, 2014).

Los avances académicos en el plano teórico y empírico requieren un dialogo activo con una política pública que debe entender que para generar sentido y pertinencia, debe abrirse a un encuentro reflexivo con otras institucionalidades y subjetividades, pero por sobre todo, debe brindar una estocada certera al núcleo estructural de aquello que sostiene la desigualdad, la exclusión y al lucro como medida de la competencia y el éxito en nuestra sociedad.

Marco Silva Cornejo Mg. Ciencias Sociales Aplicadas © Mg. Psicologia Comunitaria

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.