Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- La casta en su laberinto. Por Ángel Saldomando
- Manifiesto de las(os) mal educadas(os). Estudiantes PUCV
- Zamorano, el niño José Manuel y yo… Por José Lizana

- Sumario completo



Página de inicio

EL MAIZ SE DESPLIEGA EL 2012

A partir de la profunda reflexión y conclusiones del Consejo Nacional del MAIZ realizado en Puente Alto en enero de 2012, tomando en cuenta el rico y complejo debate que luego se ha continuado produciendo en sus diferentes espacios de participación en el marco de una realidad política en constante cambio, y atendiendo al imperativo de delinear una carta de navegación para el nuevo período, que sea consistente con los desafíos políticos y que garantice la preservación de nuestra unidad en la diversidad, ponemos a disposición de todas y todos el presente documento.

Representa un esfuerzo de, por una parte, sistematizar y articular el producto de nuestros intercambios colectivos y, por otra, un intento de asumir el desafío de proyectar hacia el futuro inmediato el espacio común que hemos edificado en el curso del último año.

Primero: Definiciones Básicas

1.1. El Movimiento Amplio de Izquierda (MAIZ) es una organización movimientista y no un partido clásico; es una fuerza política radicalmente democrática, que busca inspiración en nuevas experiencias de participación de la izquierda latinoamericana. Está abierto a las diferencias legítimas dentro del ideario propio de una izquierda del siglo XXI. Se funda en estas definiciones básicas, en algunas propuestas centrales y en una estructura “de código abierto”, es decir, en permanente construcción y renovación, con la capacidad de incluir una diversidad de entidades y personas mancomunadas por sus ideas y por su voluntad común de acción. Sus tres pilares (definiciones básicas, propuestas centrales y criterios de organización) son compartidos por todas y todos sus integrantes.

1.2. El MAIZ propicia la construcción de una sociedad democrática y socialista, solidaria y participativa; fundada en las ideas de igualdad y libertad, una relación de armonía con el medioambiente y la naturaleza, fraternidad y la defensa de los derechos humanos. En este sentido, sostiene una concepción económica y una perspectiva de desarrollo cuyo centro es el ser humano y su entorno natural.

1.3. El MAIZ se construye y desarrolla en torno a las iniciativas emancipatorias que –en los planos político, social y cultural– encuentran sustento o emergen de las luchas del mundo trabajador y la ciudadanía. En este sentido, asume como prioridad política el impulso del protagonismo de los movimientos sociales, a través de la organización y la movilización, y hace propia su crítica a las prácticas burocráticas y autoritarias de la política tradicional.

1.4. El MAIZ promueve la articulación de la izquierda política y social de la que se siente parte y busca potenciar sus coincidencias a fin de constituirla en protagonista del próximo tiempo. Con este objetivo, propone la configuración de un agrupamiento frenteamplista de la izquierda. Concibe esta tarea como un empeño permanente por la unidad de acción y la elaboración de un programa nacional y una línea política común de la izquierda.

1.5. El MAIZ entiende que sus aliados fundamentales y permanentes son las expresiones de la izquierda chilena que han luchado en el último siglo. Cultiva su memoria compartida, intenta comprender críticamente sus errores y aciertos, para proyectar su experiencia con sentido de futuro. Asimismo, incorpora nuevas proposiciones y demandas emancipatorias por la redistribución del poder; por el termino de todas las formas de dominio, exclusión y discriminación; y por el fin de la concepción de la naturaleza como mero bien productivo. El MAIZ promueve que esta izquierda diversa coincida en el desarrollo de un perfil propio, político y programático, para constituirse en alternativa de poder.

1.6. El MAIZ propone una revolución democrática y ciudadana para Chile, que permita la reapropiación del poder constituyente por el pueblo y abra paso a democratizar el país en forma radical. Asume la lucha social, cultural y comunicacional como los grandes campos de la batalla de la izquierda y entiende que una parte de ella es el empeño de conquistar espacios institucionales que, formando parte del sistema político hoy existente, ofrecen herramientas para luchar por su reemplazo. Al respecto, el MAIZ asume la lucha electoral como un instrumento para fortalecer la organización y movilización ciudadanas.

Segundo: Propuestas Centrales

2.1. Aprobación de una Nueva Constitución Política, elaborada por una Asamblea Nacional Constituyente democráticamente electa, sancionada por el pueblo soberano en plebiscito y que funde una institucionalidad republicana sustentada en una democracia participativa, que incorpore formas de participación representativa, directa y comunitaria.

2.2. Establecimiento de un nuevo Estado basado en los principios de la descentralización, la organización autonómica y la multiterritorialidad, la deliberación pública, el control popular, la interculturalidad, el respeto a la diferencia, el desarrollo espacial equilibrado y la democratización del poder.

2.3. Reconocimiento constitucional de los pueblos originarios y construcción de un Estado plurinacional, que garantice plenamente su libre determinación y derecho a la autonomía, al autogobierno, a su cultura, y al reconocimiento y consolidación de sus instituciones y entidades territoriales.

2.4. Adopción de un modelo de desarrollo que supere el neoliberalismo, articulando la aspiración de una creciente igualdad económico–social, con el respeto al derecho a vivir en un ambiente ecológicamente equilibrado, que garantice la sostenibilidad y el buen vivir. Un modelo que redistribuya la riqueza social y que al mismo tiempo supere la matriz cultural consumista de la vida social.

2.5. Construcción de sistemas públicos de calidad, gratuitos y dignos, de salud y educación de alcance nacional, en el marco de un sistema de protección social estatal y solidario, basado en los derechos humanos universales.

2.6. Recuperación de las riquezas básicas, entre ellas el cobre, el litio y el agua.

2.7. Ampliación de las libertades personales y superación de todas las discriminaciones de género, etnia, edad, religión, identidad y orientación sexual.

2.8. Democratización de los medios de comunicación social, particularmente de las nuevas tecnologías de información, para colocarlas al servicio de la ampliación de las libertades y del ejercicio de los derechos de ciudadanía. 2.9. Una política internacional latinoamericanista y solidaria con quienes luchan en todo el mundo por su derecho de autodeterminación, por la democracia y la emancipación. Por lo tanto, una política de unidad de América Latina, de alianza sur–sur y cooperación de los pueblos del planeta, frente al modelo neoliberal de globalización.

Tercero: Criterios de Organización

3.1. El MAIZ está compuesto por partidos y colectivos políticos, por personas y dirigentes sociales sin adscripción partidaria, por sus asambleas territoriales o funcionales y por sus expresiones en centros de estudio y trabajo, poblaciones, redes, frentes y demás espacios en que la ciudadanía pugna por una sociedad más justa y libre.

3.2. Pueden integrar MAIZ las personas que se definan de izquierda y que además acepten sus definiciones básicas, propuestas centrales, criterios de participación y deberes que ello implica.

3.3. El MAIZ procurará que las responsabilidades unipersonales sean asumidas por una mujer y por un hombre, que trabajarán de consuno, y que en todos los órganos colectivos exista paridad de género.

3.4. El MAIZ construirá una institucionalidad propia que permita el pleno ejercicio de la democracia interna. En este proceso, propenderá desde ya a garantizar su unidad política de acción, a través de la reflexión y el dialogo colectivos, y a preservar la diversidad que lo constituye.

3.5. La concepción radicalmente democrática de la organización política que MAIZ afirma, en coherencia con su proyecto de sociedad, se expresa en el pleno respeto a la diferencia y en el ejercicio del derecho a la organización y expresión de la discrepancia, en el marco de sus definiciones básicas, propuestas centrales y criterios de organización.

Cuarto: Criterios de Acción para 2012

4.1. El MAIZ continuará trabajando por la articulación nacional de los movimientos y las organizaciones sociales en un espacio común. Asimismo, participará activamente en las movilizaciones sociales, y hará todos los esfuerzos necesarios para que el año 2012 sea un nuevo período marcado por la expresión y la activación de la ciudadanía.

En este mismo sentido, el MAIZ desarrollará los siguientes cursos de acción:

a) Contribuir al reimpulso de la movilización social y ciudadana en exigencia de educación pública, gratuita y de calidad, con la participación del movimiento estudiantil secundario y universitario, y su articulación con el conjunto de los actores sociales.

b) Promover la organización social y redes ciudadanas en todos los ámbitos, respetando su independencia y autonomía;

c) Impulsar la conformación de Asambleas Ciudadanas en todas las comunas, que sean expresión efectiva del empoderamiento de las comunidades.

d) Apoyar la conformación de coordinaciones territoriales de pobladores, al igual como de sindicatos, organizaciones de defensa de los derechos de los consumidores, la diversidad sexual y los pueblos originarios, por la defensa del medio ambiente y el desarrollo cultural, entre otras, a niveles comunales y regionales.

e) Apoyar todos los movimientos e iniciativas orientadas a desarrollar las organizaciones juveniles y su proyección hacia la sociedad, como “Voluntarios para Transformar Chile”, y otras similares.

4.2. En la elección municipal, el MAIZ brindará apoyo a todas y todos los candidatos de la izquierda a las alcaldías del país, de acuerdo a la siguiente prelación:

a) Las candidatas y los candidatos identificados con el MAIZ, entendiendo por aquello a cualquiera que reúna las condiciones de integración ya señaladas en el punto 3.1 de los Criterios de Organización.

b) La candidata o el candidato a alcalde de la izquierda. En el caso de haber más de una candidatura se deberá adoptar una decisión particular y coherente con lo indicado en los puntos 1.4 y 1.5 de las Definiciones Básicas.

4.3. El MAIZ continuará promoviendo el proceso de conformación de un Frente Amplio de Izquierda con todas las fuerzas que estén disponibles para esa articulación y participará en todas las iniciativas que contribuyan a esta perspectiva.

4.4. El MAIZ impulsará una sola lista de concejales de izquierda, en la que participen el Partido Comunista, el Movimiento Amplio Social (MAS) y, ojalá, las otras agrupaciones de izquierda a las cuales el MAIZ invitó a dialogar respecto de la posibilidad de constituir el Frente Amplio. Se trabajará en concordar con la izquierda un Programa de Gobierno Local que favorezca la participación ciudadana y de las organizaciones sociales.

4.5. Para la elección de alcaldes, el MAIZ respaldará que las candidatas y los candidatos que se identifiquen con MAIZ sean nominados, ya sea en acuerdos amplios con fuerzas opositoras realizados por las orgánicas que forman parte de MAIZ, ya sea en primarias abiertas de la oposición en las cuales el MAIZ del territorio o de la comuna respectiva resuelvan participar, ya sea en candidaturas independientes que cumplan con la misma condición anterior. No obstante, el MAIZ, como tal y en su condición de movimiento, no participará de las negociaciones para las alcaldías.

4.6. Las candidatas y los candidatos del MAIZ a alcaldes y concejales serán designados por los comunales o por los espacios de integración al MAIZ, propendiendo a que se trate de liderazgos ciudadanos y sociales con reconocimiento relevante en los espacios comunales, privilegiando jóvenes y mujeres.

4.7. El MAIZ constituirá de inmediato un Equipo Municipal que elabore una plataforma, lleve adelante la política del MAIZ y las conversaciones con nuestros aliados, y prepare y ejecute los trabajos de campaña.

4.8. El MAIZ iniciará en 2012 la preparación e instalación de candidaturas parlamentarias para las elecciones del próximo año y propenderá a la presentación de una candidatura propia de la izquierda para la Presidencia de la República.

4.9. El MAIZ, siendo una fuerza claramente opositora, impulsará que la izquierda como tal elabore en forma independiente sus pronunciamientos y se proyecte con perfil propio en las elecciones municipales, así como en el escenario parlamentario y político nacional. Una vez formulados sus planteos, puede convenir puntos comunes con otras fuerzas que se reconocen opositoras, si es que ello es necesario o conveniente. En coherencia a lo anterior, el MAIZ participará en la búsqueda de acuerdos con otras fuerzas opositoras para promover y aprobar leyes que signifiquen avances en los objetivos programáticos de MAIZ, procurando actuar en ello en conjunto con la izquierda, dejando en claro las propuestas propias y que no se trata de pactos políticos de mayor alcance.

4.10. El MAIZ trabajará el 2012 por su fortalecimiento, asumiendo tareas organizacionales fundamentales, como la conformación de un espacio propio en el campo de la juventud y los estudiantes, el desarrollo de una política de finanzas, y la puesta en marcha de una estrategia de crecimiento organizacional a nivel local y nacional.

COMISION POLITICA del MOVIMIENTO AMPLIO DE IZQUIERDA, febrero de 2012

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.